RUGBY / 6 NACIONES – Italia hace historia con su primera victoria sobre Francia en el Seis Naciones (22–21)

12. marzo 2011 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

banda_seccion_deportes

En nuestras crónicas de la primera jornada del VI Naciones 2011, decíamos que era cuestión de tiempo que Italia dejase de ser la cenicienta del 6 Naciones, a tenor del buen juego que había desplegado en el Flaminio frente Irlanda (11–13), y que Francia debía mejorar mucho su juego, a pesar de la victoria conseguida ante una débil Escocia (34–21).

 

El tiempo nos ha dado la razón por partida doble. Esta tarde el rugby italiano ha escrito la que posiblemente es la página más brillante de su historia, al vencer a uno de los grandes del Seis Naciones. Francia, la actual campeona del torneo, caía derrotada por 22 a 21 en un Stadio Flaminio que esta tarde fue emoción, empuje, determinación y éxtasis.

 

Una Italia muy motivada se adelantaba en el marcador en el minuto 2 con un golpe frente a palos transformado por Mirco Bergamasco (3–0). Los primeros seis minutos se jugaron en terreno francés, con un dominio casi absoluto del XV local. Trinh–Duc intentaba desatascar a su equipo haciendo uso del juego al pie, pero el empuje italiano neutralizaba las certeras patadas del apertura francés.

 

Alrededor del minuto 10 llegaba el primer ataque organizado por los franceses en terreno italiano, aunque la buena defensa local les hizo recular desde la línea de 10 italiana hasta la línea de 10 francesa, para recuperar luego el oval.

 

Sin embargo, un robo de balón en propio campo por parte de Trinh–Duc (sin duda, el mejor jugador del XV del Gallo en el día de hoy), motivó una rápida jugada de la tres cuartos francesa, con un placaje sin balón sobre Yoann Huget que no fue percibido por el árbitro neozelandés Bryce Lawrence.

 

La continuación de la jugada espoleó a los galos, que en medio de un ataque desorganizado, conseguían su primer ensayo en el minuto 13 por mediación de Vincent Clerc (3–5).

 

El ensayo activó el juego francés, que en la jugada siguiente ampliaba su ventaja con un golpe pasado por Morgan Parra (3–8), que era contrarrestado poco después por otro de Mirco Bergamasco (6–8).

 

Los franceses intentaban avanzar con el recurso del pick and go, pero lejos de conseguirlo, retrocedían. El XV del Gallo sólo creaba peligro cuando la velocidad de sus tres cuartos desbordaba la primera cortina defensiva italiana, y eso, raramente ocurría.

 

De hecho, la primera parte terminaba en campo francés, con la incógnita de saber si los italianos serían capaces o no de mantener su tono físico y su concentración a lo largo del segundo tiempo.

 

Francia comenzó la segunda parte mejor que la primera. Un golpe de castigo pasado por Parra en el minuto 44 (6–11), y un ensayo conseguido y transformado por él mismo, después de que Trinh–Duc aprovechara un intervalo defensivo en la zona de 22 italiana (6–18), establecía en el marcador la ventaja necesaria para que el XV del Gallo volviera a dormirse en los laureles.

 

Además, Bergamasco fallaba dos golpes consecutivos en los minutos 54 y 56, incrementando la confianza de los franceses en sí mismos.

 

Craso error, porque Italia se vino arriba, recuperando dominio y territorio. El hoy zaguero italiano, y mejor jugador del encuentro, Andrea Masi, lograba culminar con ensayo una elaboradísima jugada en la que los italianos pelearon cada centímetro de avance. Bergamasco transformaba, y el delirio se apoderaba de la grada del Flaminio (13–18).

 

A falta de 17 minutos para el final, Bergamasco pasaba otro golpe de castigo, reduciendo la ventaja francesa a sólo dos puntos (16–18). La desesperación del XV del Gallo se materializaba en un drop fallado por Trinh–Duc, y en un arriesgado golpe (ladeado y desde 45 metros) que consiguió transformar Parra en el minuto 66, sin que ni siquiera pasara por la cabeza de los franceses lanzar a touche para intentar el ensayo (16–21).

 

Sin embargo, cuatro minutos más tarde, Bergamasco replicaba el golpe francés con otro que ponía en el marcador un esperanzador/inquietante (según los colores) 19–21, a falta de diez minutos para el final.

 

Italia estaba volcada al ataque, ante la posibilidad de vencer por primera vez a Francia en el Seis Naciones, un honor que sólo había conseguido en 1997 durante un partido amistoso que el XV del Laurel venció por 40–32.

 

Francia se veía obligada a cometer faltas para defenderse. De una de ellas, en el minuto 75, surgía el golpe de castigo que iba a poner a Italia por delante en el marcador. Bergamasco convertía un lanzamiento ladeado desde más de 40 metros, mientras la grada del Flaminio caía presa de la euforia (22–21).

Durante los cinco minutos restantes, Italia se empleó a fondo para esconder el oval, mientras Francia daba lo mejor de sí misma para dar la vuelta al marcador. Pero todo el esfuerzo de los galos fue insuficiente ya que el pitido final de Lawrence rubricaba la victoria del XV del Laurel, que llevaba aparejada además la obtención del Trofeo Garibaldi, que desde 2007 premia al vencedor del encuentro entre Francia e Italia, y que hasta hoy había caído siempre del lado francés.

 

Una jornada memorable que los aficionados italianos al rugby –cada vez más numerosos– guardarán durante mucho tiempo en sus retinas.

 

Francia, sin embargo, se despide de revalidar su título de vencedora del Seis Naciones, y aprende una lección muy valiosa de cara a la próxima Copa del Mundo, que se empezará a disputar en Nueva Zelanda en septiembre y octubre próximos.

 

 

Fotos: rbs6nations.com

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados