Se abre el melón de las pensiones

18. octubre 2010 | Por | Categoria: Magazine, Mayores

banda_seccion_mayores

Parece ser que esta medida, antipopulista donde las haya, va a ser una cruda realidad. Hace años, gobernando el PP, ya surgieron desde su seno voces que alarmaron a la ciudadanía. Concretamente un asesor de José Mª Aznar, el profesor Barea, recomendaba medidas que iban más o menos en la misma línea que ahora se piensa llevar a cabo.

 

Lo mismo le ocurrió al Gobierno presidido por Felipe González, cuando casi al final de su mandato nos recomendaba aquello de los planes de pensiones privados, una panacea para la vejez que –por cierto– la crisis que estamos viviendo se ha llevado por delante en todo el mundo.

 

Los citados gobernantes hicieron oídos sordos, entre otras cosas por no alarmar al personal. Sin embargo, llega ahora Zapatero y echándole más valor que el Guerra (famoso torero en su época por sus dotes de valor en los ruedos) y en contra prácticamente de todos (partidos políticos, sindicatos, funcionarios, medios de comunicación, etc.) coge al toro por lo cuernos y en vísperas de campañas electorales se enzarza en este aparente sinsentido de meterle mano a esa modificación en las pensiones para llevarla a efecto allá por los años 2025 ó 2030.

 

Si lo cómodo para él, era no haberse metido en ese jardín y dejar que allá se las compusieran los gobernantes cercanos a esa época del futuro, no se entiende en absoluto cómo y por qué se decide en momentos tan complicados, abrir el melón de las pensiones.

 

En esta misma columna de Crónica de Aragón, ya escribí el pasado 26 de julio bajo el titulo Los jubilados ante el dilema de su pensión bastantes aspectos referentes a lo que se nos viene encima sobre cuanto concierne a las pensiones. A la vista de lo escrito entonces, sólo me resta reiterar la alusión que hice a la frase dicha por el histórico personaje alemán Otto Von Bismarck de que “el político piensa en la próxima elección; el estadista en la próxima generación”.   

 

Con ello no quiero encumbrar al presidente del actual gobierno de España a la categoría de estadista, pero de lo que no tengo la menor duda es de que no piensa demasiado en el calendario electoral que se le viene encima, puesto que éste comienza ya el próximo 28 de noviembre en Cataluña y concluye en las legislativas de marzo del 2012, pasando por la prueba de fuego de las autonómicas y locales en mayo del próximo año.

 

Con este rosario electoral ante sus narices, sólo puede pensarse que este hombre es tonto de remate. Muchos son, los que piensan eso de él desde hace tiempo, pero no es menos cierto que no da puntadas sin hilo y él sabrá en qué fundamenta su atrevimiento.

 

Algo que me da mucho que pensar, es que los franceses están cercando con severas huelgas al Presidente de la República, entre otras cosas, por ampliar en dos años la edad de jubilación, cosa que –por otra parte– ya están llevando a cabo en Alemania, Inglaterra, Portugal e Irlanda ¿Acaso se han vuelto idiotas sus responsables políticos?

 

Ahí dejo la pregunta, para que la resuelvan los cabezas pensantes, como lo es doña Soraya Saenz de Santamaría que cuando estoy escribiendo esta columna, ya predice que los presupuestos para 2011 son el testamento político del Presidente del Gobierno; los últimos que va a presentar, con más paro, más deuda, y más recortes, porque los próximos –según ella– serán los del Gobierno del PP.

 

Eso sí que es pensar en las próximas elecciones, que por cierto ya dan por ganadas. Es decir que ya vende la piel del oso antes de cazarlo ¡Que osadía! (a los más viejos del lugar eso nos huele a demagogia electoral).

 

 

Foto: Alessandro Zangrilli

Comentarios cerrados