Socialdemocracia mesurada para un ciudadano adulto

16. octubre 2012 | Por | Categoria: Magazine, Opinión

por Ignacio Bruna ··········

Una socialdemocracia predominantemente mesurada, que haga suyo el mandato, anclado en la Ley Fundamental, de la justicia social y que se convierta en el modelo del “ciudadano adulto”, es lo que propugna el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), para las próximas elecciones legislativas que habrán de celebrarse al final del verano de 2013.

El líder recientemente elegido, Peer Steinbrück, ha iniciado el asalto al poder tras constatar que su nombramiento para ser el candidato del SPD ha sido convenientemente acogido por una ciudadanía que mayoritariamente aprueba la política de la canciller Ángela Merkel.

Steinbruck que fue ministro de Hacienda en la Gran Coalición SPD-CDU entre los años 2005 y 2009, sabe mejor que nadie que ha de conjugar inteligentemente los deseos de las dos almas que siempre han coexistido en el seno de su partido: una liberal en lo económico y progresista en lo social y otra que quiere olvidarse que en 1959 en el congreso de Bad Godesberg, el SPD renunció expresamente a las tesis marxistas que sustentaban la socialdemocracia desde Rosa Luxemburg.

El maestro de esa conciliación fue el canciller Willy Brandt, sin cuya aportación sería imposible comprender los acontecimientos que han sucedido en Alemania desde el final de la segunda contienda mundial y uno de los principales artífices de la política germana y europea del siglo XX.

El nuevo líder socialdemócrata, nacido en Hamburgo y con una sólida formación económica, pretende conjugar las clases medias centristas con aquellos votantes específicos y tradicionales de izquierda y vencer las reticencias de los poderosos sindicatos alemanes, para conseguir un porcentaje de votos que les permita, con algún otro apoyo, gobernar de nuevo el país.

Sin embargo, gran número de analistas políticos consideran que –salvo sorpresa mayúscula– otra gran coalición podría salir de los futuros comicios.

La pregunta es quien la presidiría, si Merkel o su contrincante socialdemócrata. Y aquí entran en liza los partidos menores que han sido en muchas ocasiones bisagra para dar el poder a uno de los dos grandes partidos.

Los Verdes, que llegaron en los años 80 al poder en los lander con un ropaje ideológico que conjugaba el ecosocialismo con un cierto pragmatismo, consiguieron el poder federal junto al SPD de Gerhard Schröeder y tuvieron a su representante Joschka Fischer, al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En estos momentos gobiernan en varios lander también en coalición y podrían volver al poder en detrimento de los liberales alemanes (FPD), que pierde sufragios en cada una de las elecciones regionales que se celebran, y que podrían no obtener el 5 por ciento necesario de votos para estar representados en el Bundestag.

El otro partido (Die Linke), La Izquierda, que proviene de una secesión de parte del SPD encabezada por el antiguo ministro de Economía, Oskar Lafontaine, y por algunos de los residuos del partido comunista de la antigua República Democrática Alemana (RDA), están perdiendo peso en el este alemán, en beneficio de la SPD.

Hay un convencimiento casi unánime de que la economía alemana empieza a desacelerarse tras cuatro años de crecimiento importante, al paso del deterioro de las economías del Sur europeo, lo que impele a los votantes a refugiarse en los partidos tradicionales.

Por eso la partida se juega fundamentalmente en la política que Alemania decida respecto del resto de los países socios de la Unión Europea, ya que sobre el Estado social, ambas formaciones comparten su necesidad, mucho más desde que se produjeron algunos recortes en los primeros años 2000.

En este sentido habrá que definir lo que el SPD pretende hacer para mantener el euro como moneda común de la Unión, cómo gobernará la deriva griega, si estará de acuerdo en un tercer rescate para el país heleno y cual es su opinión sobre el papel que debe jugar el Banco Central Europeo en los próximos meses.

Fotos (I > D): Peer Steinbrück / Angela Merkel (autores: Dirk Vonderstrasse / Pixelfehler)

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados