Solo la varita, sin magia

10. abril 2012 | Por | Categoria: El ojo atípico, Magazine, Opinión

Rajoy se ha soltado la melena para mostrarnos todo su bagaje político: furrufalla, maños, furrufalla. Los que le hayan votado, si son trabajadores, bien harían en reclamarles el voto que le han dado.

A Rajoy, que según sus jefes dela Unión Europeaes más valiente que el Capitán Valiente, no le gusta el cumplimiento de las órdenes que recibe de sus jefes “europeos” (que es que algunos son de España y no ganaban las elecciones internas ni en su propio partido, el PSOE, con todo el apoyo oficial de dicho partido, tal que Almunia, por ejemplo): afianzamiento de la rentabilidad de los bancos y grandes empresas (venga, venga, señor Rajoy, déjese de cachondeos que la cosa es seria; no se ponga en ese estado de compungimiento que además de embustero va a parecer más tonto que Abundio, que vendió el coche para comprar gasolina; que usted de tonto no tiene miaja, hombre, no haga el ridi, por favor se lo pido).

Tampoco le gusta al PP de Rajoy la reforma laboral (y mi testicular 33, más o menos, que tampoco son tan gordos, las cosas como son); ni a los sindicatos (¡Coña y pardiez, maño! ¿No han sido los sindicatos UGT y CCOO atribuyéndose la representación de todos los trabajadores, los que mediante dame la manita Pepe Luís han venido negociando con los distintos gobiernos y la patronal el empeoramiento paulatino de las condiciones de vida de las clases trabajadoras, desde Felipe González a la última reforma de Rajoy? Eso sí, por consenso); ni al PSOE (¡Quieto parao que por este camino vamos a joder la cántara, zagal! ¿No está haciendo Rajoy lo que ya hizo Zapatero, pero en su versión más acabada, que es lo que habría hecho Zapatero? ¿Y no fue Rubalcaba el que amigable y muy lealmente se le ofreció a Rajoy que para los “grandes” asuntos de Estado –o sea, para joder a los trabajadores–, aquí un amigo?).

Y esta si que es buena, lo de Rajoy no les gusta ni a los propios trabajadores. ¡Cómo qué! ¡Que qué me cuentas! ¿Que pa’nde va esto?, que se me está haciendo la picha un lío y que me estoy embolicando, que es que los dedos se me hacen huéspedes, porque no es por nada, queridos compañeros del metal trabajadores y jóvenes votantes del PP (libremente, que eso no lo toco yo), que andando descalcitos por el camino nos encontraremos, porque no es por joder ni por h ni por b ni por esto ni lo otro, ¡qué va, qué va!, pero yo llevo recontados más de 10.000.000 (diez millones) de votos del pueblo popular al Partido Popular (¿captan este repalitroque de lo popular y lo Popular? Pues a eso iba, a lo popular, pero no del Popular, para entendernos, que luego pasa lo que pasa).

Pues ante todo este del no gusto con lo que hace Rajoy (a mi, gran jefe, Pecho Lata, tampoco gustar lo que hacer Potro Pálido –PP para los amigos– de Nube Lacia de pensamiento lacio. Gran jefe Pecho Lata haber escrito. JAU, y que Dios nos coja confesados, porque como a Mariano no le paremos los pies, ruina caracolera, amados parroquianos. Gran jefe Pecho Lata seguir escribiendo), los comentaristas más potentes, aunque no bien informados, ni camino que llevan de informarse, con el culico preto, porque la verdad es que Rajoy sus jefes asustan, o por lo menos es para tenerle miedo, después de decir que hay que aceptar lo que a mi juicio es inaceptable: las medidas de Rajoy, a pesar de lo perjudiciales que son para la inmensa mayoría de la sociedad, dicen que no solucionará el problema del paro ni la salida de la crisis, y en este punto es cuando a mi me entra el derrumbe psicomotriz y me da por lanzarme ojos cerrados de cabeza contra los troncos de los árboles, porque si no vale para lo que dicen que vale (que además no vale), ¿para qué se hace?

No será que nos toman por tontos y con que cobren los bancos lo que quieran cobrar y como lo quieran cobrar tengo bastante, que a una madre no se encuentra y a ti te encontré en la calle, ¡pues, acabemos, que digan eso! Ahora. Eso sí, y lo siento mucho, que quieren que les diga, a los troncos de la arboleda de Macanaz me los jodo a todos a cabezazo limpio. Que otra cosa no, pero cabezón un rato y la yema del otro.

 

Tags: ,

Comentarios cerrados