Spain is (todavía) different

26. noviembre 2010 | Por | Categoria: Magazine, Opinión

banda_seccion_opinion

Raúl Bruna.- Somos más chulos que un ocho, hemos ganado el mundial, somos los líderes interestelares de la juerga y hemos inventado la tortilla de patata y la siesta, ¿se puede pedir algo más?



 

Pues sí.

 

Yo pediría que fuéramos más capaces de defendernos de las agresiones cada vez más descaradas que recibimos de quienes manejan el parné y de la inutilidad de los políticos que, sólo oficialmente, nos dirigen.

 

Y cuando me refiero a inutilidad no quiero insultar, ni siquiera definir su capacidad, solamente afirmar que no son ellos los que gobiernan y que, por tanto, no sirven para nada.

 

Y me lanzo ante este virtual folio en blanco a decir estas cosas, seguro que barbaridades para algunas personas, cuando veo, casi con sana envidia, la capacidad movilizadora y la decisión con que otros pueblos europeos protestan ante, permítaseme, los inútiles, contra las barrabasadas que les propinan para desfacer los entuertos que entre ellos mismos y los del parné han provocado.

 

Portugal se ha paralizado con un impresionante seguimiento de la huelga general convocada por sus Sindicatos mientras en Spain, quien más, quien menos, buscaba a quién echar la culpa o inventaba cualquier excusa para mirar hacia otro lado.

 

Los estudiantes ingleses están en la calle haciéndose ver y oír por sus compatriotas y por todo el mundo, mientras en Spain, andan mayoritariamente eligiendo el modelo de su nuevo móvil y manteniendo conversaciones sin sentido en esa multitud de inventos basura que llaman redes sociales.

 

Los trabajadores franceses, tan sosos que son los franceses, que no saben ni pronunciar la erre, llevan un montón de huelgas con sus montones de descuentos en las nóminas, mientras en Spain se oyó y leyó en todos los medios de comunicación, al menos los “convencionales”, cómo era un auténtico horror participar en un día de huelga porque era imposible sobrevivir si nos descontaban un día de salario.

 

Le toca a Irlanda.

 

El sábado será su primera movilización en una manifestación que ya ha sido convocada y, teniendo en cuenta la histórica mala leche de los irlandeses, o mucho me equivoco, o se va a montar la de Dios.

 

Creo que son suficientes los casos que he citado como para que nuestra conciencia de españolitos ¡y olé! se removiera hasta hacernos sentir pena, primero, pero después, reaccionar y, de una vez, ponernos en marcha para que, con las cosas importantes, Spain deje de ser different.

 

Porque sí, podemos pedir más, mucho más, incluso de nosotros mismos.

 

 

Foto: Manifestación contra la reforma de las pensiones en Orléans, Francia (12–10–2010) Autor: DC

Comentarios cerrados