Valeriano Gómez, el sindicalista

7. abril 2011 | Por | Categoria: Economía, Magazine

banda_seccion_economia

Tras sus polémicas declaraciones respecto de la moderación salarial, Valeriano Gómez, exsindicalista y ahora Ministro de Trabajo, salió a la palestra para indicar sus buenos augurios para los próximos seis meses.

 

Según el titular de Trabajo e Inmigración, esos meses serán “buenos para el empleo” gracias a que la celebración religiosa de la Semana Santa católica atraerá a numerosos turistas incrementando la actividad en un sector que “tira de otros”.

 

Gómez afirmó que los empresarios del sector turístico confían en tener “una magnífica temporada”, apoyando así sus perspectivas respecto de la creación de empleo.

 

El exsindicalista también se mostró seguro afirmando que las entidades financieras empezarán, el próximo invierno, a facilitar créditos a las pymes, “que son las que crean trabajo”, razón por la cual, quizá, el Presidente del Gobierno decidió reunirse con unas cuarenta grandes empresas hace tan sólo unos días, mientras su opositor, Mariano Rajoy, hacía lo propio con un amplio número de representantes de pequeñas y medianas empresas.

 

El nuevo crecimiento del desempleo producido en el mes de marzo “no es para estar contentos ni para tirar cohetes”, según el actual Ministro de Trabajo, quien sin embargo se mostró optimista por el aumento del número de afiliaciones a la Seguridad Social, después de continuos descensos.

 

De las declaraciones de Valeriano Gómez podrían extraerse dos culpables máximos de que el paro continúe siendo la mayor pesadilla nacional.

 

Por un lado, el hecho de que España entrara en la moneda común (el euro) ha impedido recurrir a la solución a la que se acudía mientras nuestro país tuvo su moneda propia (la peseta), esto es, a una devaluación que se ponía en marcha “un sábado y el lunes se había recuperado la competitividad perdida”, intentando justificar la reflexión mediante la cual llegó a la conclusión de que será necesaria una moderación salarial “en lustros”.

 

El segundo culpable sería, siempre según Gómez, el sector de la construcción y su “ajuste”, sin el cual España estaría creando empleo neto gracias a las 40 ramas de actividad que en los sectores de la industria y los servicios lo están consiguiendo.

 

Sea como fuere, para Valeriano Gómez, una vez que España no puede devaluar la peseta ni obviar la existencia del “ajuste” en el sector de la construcción, debe recurrirse a otras “armas”, como la política salarial, porque “si cada año los salarios crecen más de lo que ha producido cada trabajador, en un año haríamos quebrar la economía”.

 

Tampoco faltó un toque visionario e innovador cuando Gómez enfatizó en la necesidad de que el sector financiero “haga fluir la circulación sanguínea a las pymes y las familias”, algo que posiblemente nadie había pensado hasta el momento.

 

Poco habría que comentar sobre las intervenciones de nuestro exsindicalista y, por ahora, Ministro de Trabajo, pues por sí solas se califican sin necesidad de grandes esfuerzos analíticos. Sin embargo, aún hubo tiempo para otra demostración de capacidad política cuando, al ser preguntado por la productividad de la clase política, Gómez argumentó sin reparos que quien participa en la vida pública debe obtener una buena retribución por ello ya que si no son los mejores, tienen que ser quienes tengan un nivel suficiente para esa responsabilidad.

 

Como por ejemplo él.

 

 

Foto: www.mtin.es

Tags: , ,

Comentarios cerrados