¿Café para todos?

25. enero 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Entre los ataques que viene sufriendo durante los últimos días el Estado autonómico fijado en nuestra Constitución, destacan las declaraciones realizadas ayer por el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono. Bono, que ejerció como presidente autonómico de Castilla – La Mancha durante veinte años, diez meses y diez días sin cuestionar el modelo, parece abonarse así a la tesis de una España asimétrica con algunos territorios “históricos” privilegiados sobre el resto.

 

Existe consenso generalizado acerca de que el actual Estado de las autonomías ha multiplicado el gasto público sin incrementar la eficacia de las instituciones. Además, el sistema ha generado incomprensibles diferencias entre comunidades en materias que deberían ser comunes como la educación, la sanidad o los servicios sociales.

 

Sin embargo, en ningún caso la solución a estos problemas reside en recortar las competencias de unas comunidades autónomas y mantenerlas en otras. Porque, ¿qué es necesario para que una región sea considerada “histórica”? ¿Acaso poseer grupo parlamentario propio en el Congreso y en el Senado?

 

Un hombre de la talla política de José Bono no debería caer en la trampa de confundir la gobernabilidad de España con el modelo de Estado del que la ciudadanía española se ha dotado. Si el gasto público no va acompañado de eficacia administrativa, y además genera desigualdades interterritoriales, corríjase el modelo introduciendo criterios armonizadores en la gestión de las competencias transferidas, o incluso, revirtiendo algunas de éstas al Estado central, en casos extremos.

 

Pero institucionalizar la desigualdad ofreciendo café para algunos y achicoria podrida para otros, no sólo sería inconstitucional sino también profundamente injusto.

Tags: , ,

Comentarios cerrados