20–N: la hora de los perdedores

21. noviembre 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

El Partido Socialista Obrero Español obtuvo en las elecciones generales de ayer el peor resultado desde la restauración democrática. Con un porcentaje del 28,73% de votos, el partido liderado por Rodríguez Zapatero y representado por Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pagado ante las urnas la inmensa traición a su electorado que un 12 de mayo de 2010 el presidente “ZP–no–os–fallaré” decidió cometer por razones de fuerza mayor (léase, por orden de los Mercados), a cambio de generar más pobreza, paro y miseria en nuestro país.

 

El PSOE ha tocado suelo, recabando únicamente los apoyos de aquellas personas dispuestas a votarle en cualquier caso, y bajo cualquier circunstancia, accidente, incidente o acontecimiento.

 

Más allá de estos hooligans del “socialismo”, lo cierto es que el PSOE ha perdido en estas elecciones 4,3 millones de votos, muchos de los cuales corresponden a personas que no toleran que el partido de Rodríguez Zapatero haya fallado a la ciudadanía y se haya fallado a sí mismo propiciando la implantación de la dictadura de los Mercados en España.

 

Hasta tal punto se ha sentido decepcionada la ciudadanía con el gobierno de Rodríguez Zapatero que ni siquiera el anuncio del fin de ETA ha sido capaz de aportar votos al Ejecutivo bajo cuyo mandato se ha producido.

 

Por todo ello, se impone ahora una seria y profunda reflexión en el seno del PSOE, una limpieza a fondo de sus innumerables vicios, abusos, familias, subfamilias y parentelas, así como una sincera renovación ideológica que tome como modelo a las formaciones socialdemócratas del norte de Europa, abandonando de una vez y para siempre el paradigma del Partido Demócrata norteamericano.

 

Por otra parte, una intensa sensación agridulce debió de recorrer ayer las sedes de Convergencia y Unión tras conocerse los resultados de las elecciones. La mayoría absoluta del Partido Popular anula la influencia de CiU en el Congreso, a pesar de haber cosechado esta formación el mejor resultado de su historia en unas elecciones generales. No obstante, a los de Durán Lleida siempre les quedará el consuelo de estar sobrerrepresentados en un Congreso que no refleja, ni de lejos, la opinión electoral del conjunto del pueblo soberano.

 

Lo mismo se podría decir del PNV, que a pesar de haber subido ligeramente en votos y en porcentaje, pierde un escaño gracias al empuje de Amaiur. Con las próximas elecciones autonómicas vascas en el horizonte, parece que los de Iñigo Urkullu no van a jugar un papel determinante en la escena política durante los próximos tiempos, al menos, directamente.

Tags: , , , , ,

Comentarios

  1. eva larosa dice:

    socialismo, social, trabajador pueblo democracia libertad trabajador calidad de vida para todos no imposicion tolerancia constitucion, en eso habeis fallado amigos en no luchar por el pueblo que os voto y que tanto confio en vosotros , ahora esto no es rechazo es deccepcion, EL PUEBLO HA VOTADO, ASI SEA