Absolución para Raquel

11. noviembre 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El 22 de marzo de 2014, cientos de miles de personas de toda España llegaron al centro de Madrid para exigir el pan, el trabajo, el techo y la dignidad que comenzaban a escasear en este país. Una de ellas era Raquel Tenías, militante de IU, activista del movimiento vecinal, feminista, trabajadora y madre de un hijo para el cual Raquel reclamaba un futuro sin precariedad, sin desigualdad, sin políticos corruptos y autoritarios.

La movilización del 22-M fue un éxito, pero todo parece indicar que algunos policías tenían órdenes de detener a alguien, no importaba a quién, para crear un falso clima de conflicto. Recordemos que al frente del Ministerio del Interior había en aquel momento un personaje llamado Jorge Fernández Díaz, que fue grabado en su despacho mientras organizaba conspiraciones contra sus adversarios políticos.

Una aberración que encaja con aquellas imágenes del 25 de septiembre de 2012, cuando los antidisturbios de la Policía Nacional cargaron violentamente contra un manifestante “conflictivo” del “25-S, Rodea el Congreso”, que desde el suelo repetía a gritos “¡Que soy compañero, coño!”, y que segundos después era indultado de la paliza cuando otro policía infiltrado y encapuchado gritaba “¡Éste, éste es compañero!”.

Pues bien, en el marco de este Estado conspirativo y policial, Raquel Tenías tuvo la desgracia de ser una de las personas detenidas al azar por los antidisturbios, cuando ya habían finalizado las Marchas de la Dignidad. Esta detención arbitraria y el trato inhumano y degradante sufrido durante dos días en los calabozos de Moratalaz, ayudan a entender la desesperación de un gobierno despótico cuando la ciudadanía se atreve a salir a la calle para rechazar sus políticas.

La presunción de veracidad de la que gozan los atestados policiales en este país (salvo los de los agentes que persiguen a Esperanza Aguirre después de sus actos violentos) es el único argumento en el que se basa la acusación contra Raquel. La Fiscalía pide para ella nada más y nada menos que cuatro años de cárcel.

El 25 de noviembre se celebra el juicio contra Raquel Tenías. El único resultado admisible es la libre absolución de la acusada y el procesamiento por falsedad en documento público del agente que firmó su detención. Esto último, no obstante, es bastante improbable en un país que durante cuarenta años de “democracia” ni siquiera ha sido capaz de juzgar a los asesinos y a los torturadores del franquismo.

Más info >>> Ya son más de 20.000 las personas que reclaman la absolución de Raquel Tenías en Change.org

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados