Administraciones jibarizadas

21. junio 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Apenas se recuerda ya que la crisis que padecemos no tuvo su origen en un exceso de gasto público, en unos niveles salariales demasiado altos, o en unos derechos sociales y laborales descaradamente abusivos. Sin embargo, los recortes en el gasto público y la precarización de las condiciones de vida de la clase trabajadora son el camino elegido para salir de una situación que vino provocada por la creciente desregulación en el ámbito financiero y por la especulación descontrolada que ésta trajo consigo.

En esta espiral de sinsentidos (de la que ya forman parte las reformas laborales y las políticas antisociales que se vienen aplicando en este país desde el 12 de mayo de 2010), el régimen de Rajoy anuncia hoy una jibarización de las Administraciones Públicas que, con la excusa de evitar supuestas duplicidades en la prestación de servicios, supone un ataque frontal contra el Estado por parte de quienes tienen en su hoja de ruta ideológica reducir éste a su mínima expresión.

La posible supresión de los defensores del pueblo autonómicos (algunos de ellos, de larga tradición histórica como El Justicia de Aragón), la venta masiva de propiedades públicas o la eliminación/fusión de institutos y organismos del Estado, no parecen estar muy relacionados con una crisis que no nació en el sector público sino en el privado.

Bienvenida sea siempre la abolición de mamandurrias institucionales, asesorías “digitales” y subterfugios pergeñados para pervertir la acción redistribuidora y garantista del Estado. Pero lanzar a la población la idea de que “lo público” es un inmenso agujero negro en el que se pierden para siempre miles de millones de euros, no deja de ser una artimaña propagandística para favorecer la progresiva privatización del Estado y la consiguiente proliferación de mamandurrias privadas, en ocasiones, tan Reales y vergonzosas como las existentes en el ámbito institucional.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados