Admirable ciudadanía

5. diciembre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza, al igual que muchos otros y otras del país, está dando estos días la verdadera medida de lo que significa la solidaridad con quienes más están sufriendo la actual situación económica.

Así, mientras el Estado español ha hecho clara dejación de sus deberes constitucionales, abandonando a su suerte a millones de personas que han perdido su trabajo, sus prestaciones, su vivienda y hasta sus esperanzas vitales, la ciudadanía de Zaragoza –por ejemplo– ha aportado paquete a paquete, bolsa a bolsa y tarro a tarro más de 200.000 kilos de productos no perecederos que serán repartidos desde el Banco de Alimentos entre las víctimas de esta estafa macroeconómica llamada “crisis”. La previsión más optimista hablaba de recoger unos 100.000 kilos.

Así, mientras los de arriba rescatan a los de arriba con dinero de los de abajo, los de abajo rescatan a los de abajo con los pocos euros que sobran de sus cada vez más recortados presupuestos familiares.

Así, mientras gobernantes, banqueros y grandes empresarios hablan de arrimar el hombro para remontar una situación que empeora cada día como consecuencia de las equivocadas medidas económicas que impulsan, miles de ciudadanos y ciudadanas de a pie actúan para procurar que, al menos durante unos días, el fantasma del hambre se aleje de muchos hogares de nuestro país.

El ejemplo está ahí y la actitud, también, como algo natural e intrínseco en el ser humano: la empatía, la solidaridad, la protección del colectivo al individuo,… Nunca se ha salido de una crisis del capitalismo con las medidas antisociales que en este momento promocionan los principales foros económicos mundiales y aplican los gobiernos más lerdos del planeta. La salida está por el otro lado.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados