“Aragón En Común”, hacia la confluencia

2. septiembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Quien todavía no tenga claro que nos encontramos en medio de una ofensiva neoliberal contra todos los principios y valores relacionados con la justicia social y la democracia, es que aún no es consciente del vínculo que existe entre la globalización capitalista y nuestras vidas cotidianas.

Y quien sea consciente de esta guerra ideológica, pero todavía no haya llegado a la conclusión de que solo la unidad de los demócratas puede conducir a la victoria sobre los neoliberales, está anteponiendo temerariamente lo particular sobre lo colectivo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística dejan poco margen para la duda. Desde el tercer trimestre de 2008 (considerado como inicio de la crisis económica global) hasta el segundo de 2015, la remuneración de los asalariados en España se ha reducido en 5.823 millones de euros, pasando de 136.550 a 130.727. Durante ese mismo periodo, y gracias a las reformas antisociales puestas en marcha por los dos últimos gobiernos de España, los beneficios empresariales han aumentado en 4.311 millones de euros, pasando de 115.533 a 119.844.

En estos momentos, la confluencia política y electoral de las fuerzas políticas contrarias al neoliberalismo como pensamiento único, y a la Dictadura de los Mercados como forma de gobierno, es una necesidad ineludible para reconquistar la democracia, la sostenibilidad económica y los derechos sociales.

En este sentido, resulta esperanzadora la reunión que ayer mantuvieron en Zaragoza las direcciones de Chunta Aragonesista y de Izquierda Unida para reeditar la coalición que ambos partidos formaron en 2011 bajo la denominación “La Izquierda de Aragón”, esta vez en el más amplio marco de “Aragón En Común”.

De cara a las próximas Elecciones Generales, sólo las candidaturas de “Ahora En Común” suponen una garantía frente al neoliberalismo. Podemos no es la fuerza del cambio en España, y mucho menos después de que sus dirigentes hayan aplaudido la traición de Alexis Tsipras al pueblo griego, bajo el paupérrimo argumento de que “era lo único que se podía hacer”.

Se puede y se debe hacer mucho más de lo que proponen Alexis Tsipras y Pablo Iglesias. Se puede y se debe combatir la lógica de un modelo económico diseñado para hacer más ricos a los ricos, y más pobres al resto. Se puede y se debe unir fuerzas diversas en pos de este objetivo común.

 

Tags: , , , , , , , ,

Comentarios cerrados