Bankia: la conjura de los manipuladores

5. diciembre 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El informe que ayer entregaron al Juzgado Central de Instrucción número 4 los dos peritos del Banco de España que se encuentran en comisión de servicios en la Audiencia Nacional para asesorar al juez Fernando Andreu en el sumario del caso Bankia, pone de relieve hasta qué punto puede llegar la ingeniería financiera en un país postrado ante la grandilocuencia de los embusteros, los tramposos, los sinvergüenzas y los especuladores.

Tal como sospechó este diario hace dos años y medio, Rodrigo Rato mintió en las cuentas anuales de Bankia correspondientes al año 2011, al anunciar beneficios por valor de 309 millones de euros, cuando en realidad, las pérdidas eran milmillonarias. Su sustituto, José Ignacio Goirigolzarri (que en mayo de 2012 resucitó de su prejubilación anticipada de 3 millones de euros anuales en el BBVA para ponerse al frente de Bankia) mintió en la revisión de las cuentas presentadas por su antecesor, al ocultar operaciones inmobiliarias de dudoso cobro por valor de 1.192 millones de euros.

Según los peritos judiciales, estos informes difundidos por Rato y Goirigolzarri “no expresaban la imagen fiel” de la entidad, puesto que en ellos se daba una “pésima calidad del seguimiento del riesgo del crédito” ya que “buena parte de los expedientes carecían de estados financieros de los acreditados y de información actualizada sobre las garantías”.

La conjura de estos manipuladores es la prueba evidente de que el actual modelo económico no es más que un enorme casino en el que macroludópatas encorbatados apuestan sin pudor un dinero que no es suyo, sabiendo de antemano que cuanto mayor sea la quiebra, más posibilidades habrá de que sus colegas institucionales de la puerta giratoria ordenen la nacionalización inmediata de las pérdidas.

Una actitud que deja al descubierto, una vez más, la hipocresía extrema de los neoliberales, siempre dispuestos a calificar de herejes a quienes plantean la nacionalización de las compañías suministradoras de servicios básicos, mientras promueven la nacionalización de las entidades financieras llevadas a la quiebra por la turba de ineptos que las gestionaron a golpe de tarjeta negra.

Pero volviendo al informe pericial sobre el caso Bankia, mención especial merecen, sin duda, la Unión Europea por haber aprobado a esta entidad financiera en el test de estrés que le realizó en julio de 2010, así como la consultora Deloitte, que según los dos peritos judiciales que ayer presentaron su informe, dio por válidas en su momento todas las mentiras proclamadas por Rato y por Goirigolzarri. Esto último no debería sorprender a la ciudadanía de Zaragoza, si tenemos en cuenta la chapuza de informe que, por encargo del Ayuntamiento, esta consultora presentó en septiembre de 2012 a propósito de la reforma de las líneas de autobús urbano.

En cualquier caso, analizados los hechos, identificados los culpables y esclarecidas sus mentiras, sólo queda por saber cuántos años de cárcel van a merecer cada uno de los manipuladores que un día se conjuraron para engañar a clientes, a preferentistas, a accionistas y a la ciudadanía en general.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados