Cárcel para el héroe Manning

1. agosto 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En el caso de que el soldado Bradley Manning sea realmente la fuente de los documentos secretos publicados por Wikileaks (cosa que el portal de Julian Assange no ha confirmado en ningún momento), un héroe habría sido condenado a varias décadas de cárcel en Estados Unidos por anteponer la dignidad de su país respecto a su propia comodidad personal.

Puede que Bradley Manning tuviera el deber jurídico de no revelar la información clasificada que pasaba por sus manos, pero lo que es seguro es que sus superiores (incluido el presidente de los EEUU, en su calidad de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas) tenían el deber jurídico de no cometer crímenes de guerra durante sus invasiones ilegales de Afganistán y de Iraq, y de respetar en todo momento los principios del Derecho Internacional Humanitario.

Pero los jefes militares de Manning quebrantaron sus obligaciones, lo que liberó al soldado de seguir guardando silencio ante las atrocidades documentadas que tuvo ocasión de conocer. De hecho, guardar silencio ante el delito ajeno se llama encubrimiento y está penado por la ley.

Al menos, el tribunal militar que le ha juzgado ha tenido la decencia de absolverle del delito de “ayudar al enemigo” porque en este caso, “el enemigo” no estaba fuera sino dentro de un Estado y de unas Fuerzas Armadas que, en aras de oscuros intereses estratégicos y económicos, han olvidado que el qué y el cómo deben respetar en todo momento la legislación nacional, la normativa internacional y los Derechos Humanos.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados