Consensos y desaciertos

31. mayo 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Las dos palabras más repetidas durante la macroasamblea que celebró Acampada Sol en la tarde–noche del pasado domingo, fueron “propuesta” y “consenso”. Una de las ideas que se abrieron paso desde los interminables turnos de palabra propios de un foro de más de 3.000 personas, fue fomentar los aspectos que fortalecen el movimiento 15–M y descartar los que lo debilitan ante la sociedad.

 

La idea es extraordinariamente válida por dos razones. En primer lugar, porque supone un impecable ejercicio de racionalidad estratégica, y en segundo, porque deja claro que los acampados sólo simbolizan una pequeñísima parte de la soberanía nacional, que reside en el conjunto del pueblo español.

 

Por ello, cualquier acción que lleve a cabo el movimiento debe ser capaz de granjear el aplauso mayoritario de la sociedad, o de lo contrario, el movimiento morirá.

 

Algunas de las personas que acampan estos días en la plaza del Pilar de Zaragoza no tuvieron en cuenta ayer este cuando (actuando al margen de lo acordado por la asamblea) provocaron una situación crítica con el corte del Paseo Echegaray y Caballero y los abucheos a la Comisión Internacional que en ese momento visitaba la ciudad para evaluar la candidatura de Zaragoza como Capital Europea de la Cultura en 2016.

 

El movimiento 15–M nació para protestar contra una situación institucional en la que los Mercados tienen más poder que los pueblos, situación que deja en entredicho la existencia de un sistema verdaderamente democrático en nuestro país.

 

Si alguien deduce de ello que una de las misiones del movimiento es boicotear la posibilidad de que Zaragoza sea Capital Cultural Europea en 2016 al grito de “la cultura no se vende”, es que quizá no sepa diferenciar un huevo de una castaña.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados