Cordura y deportividad

10. noviembre 2010 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

En medio del tremendo despropósito que las autoridades del ciclismo mundial están cometiendo contra Alberto Contador, las últimas declaraciones de Andy Schleck al diario holandés De Telegraaf ponen un punto de cordura y deportividad.

 

El que, en teoría, sería el más beneficiado en caso de que Contador se viera desposeído oficialmente del título de ganador del Tour 2010, afirmó que Contador siempre será el triunfador de esa carrera, y que rechazaría el título en caso de que se lo ofrecieran tras la hipotética descalificación del madrileño.

 

Tal como afirmamos en nuestro editorial de 4 de octubre de 2010, Alberto Contador es, evidentemente, inocente de los cargos que ahora, después de tres meses de rumores, por fin le imputa oficialmente una Unión Ciclista Internacional cuyo logotipo pronto aparecerá en los diccionarios escolares al lado de la palabra “ineptitud”.

 

La infinitesimal cantidad de clembuterol hallada en su torrente sanguíneo, y la carencia de antecedentes y consecuentes en los análisis realizados a lo largo de toda su carrera deportiva, indican que Contador jamás ha recurrido a sustancias dopantes para conseguir sus triunfos deportivos, y que este episodio se debe a una simple intoxicación alimentaria, tal como ha ocurrido en el pasado con otros deportistas.

 

Al menos, ahora Contador tendrá la oportunidad de defender su inocencia, después de que la UCI le haya sometido a la presión de la rumorología callejera durante más de tres meses.

 

One Comment to “Cordura y deportividad”

  1. Juan Manuel Puértolas dice:

    Espero que lo que le pasa a Alberto Contador, le sirva de estímulo para poder volver a demostrar en el próximo tour, lo mucho que vale. Con todo afecto hacia Contador, yo estoy con él.