Corea: lecciones de la Historia

24. noviembre 2010 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Tras el confuso incidente armado ocurrido ayer entre Corea del Norte y Corea del Sur, se impone la necesidad de calmar los ánimos antes de que una escalada de violencia pueda convertir un conflicto local en algo mayor.

 

En este sentido, el anuncio de unas maniobras militares conjuntas entre Corea del Sur y Estados Unidos en aguas del mar Amarillo, no parece la estrategia más adecuada para reconducir la situación.

 

Si la II Guerra Mundial fue la salida elegida por ciertos poderes económicos para solucionar la crisis mundial originada por el crack de 1929 (eliminando de paso grandes “excedentes” de mano de obra originados por la mecanización industrial), en este momento algunos podrían estar pensando en una situación similar para la crisis que nos afecta, aprovechando el apadrinamiento que ejercen las dos superpotencias económico–militares del planeta (EEUU y China) sobre cada una de las dos Coreas.

 

Por ello, la ONU debe ejercer el liderazgo mundial que le arrebataron en 2003 los conspiradores de las Azores, para convertirse en referente de la paz, de la seguridad y de la solución negociada de los conflictos. Un papel en el que, por cierto, fracasó la Sociedad de Naciones (precedente de la ONU) antes del estallido de la II Guerra Mundial.

Comentarios cerrados