Crónicas de un país pobre (y III)

11. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Lo expuesto en nuestros dos editoriales anteriores (ver 1, ver 2) conforma un escenario en el que solo cabe concluir que las políticas económicas neoliberales practicadas por el régimen de Mariano Rajoy conducen a España hacia la devastación económica. Lo que ahora estamos viviendo no es la crisis de 2008 con la quiebra del sistema financiero internacional, sino una nueva crisis provocada directamente por los recortes presupuestarios y por las reformas antisociales que se han puesto en marcha desde Moncloa.

Sus negativos efectos sobre la demanda interna fueron acreditados ayer mismo por la agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) cuando dejó la deuda soberana española a un solo escalón por encima del bono basura, tras señalar que la buena marcha de las exportaciones de nuestro país hacia el exterior no es suficiente para compensar el impacto de una demanda interna deprimida.

Un dato que viene avalado por Eurostat (la agencia estadística europea) que acaba de afirmar que España es el país de la Unión Europea que hoy presenta mayores desigualdades sociales entre ricos y pobres, con un notable incremento de los casos de depresión, ansiedad y suicidios entre los más humildes.

Y todo ello se lo debemos, por un lado, a la clase empresarial española, la más canalla, ruin, avariciosa y cortoplacista de toda la Unión Europea (como reiteradamente la hemos definido en este mismo espacio), y por otro, a unos gobernantes que, bien por vocación o bien por debilidad ideológica, han decidido apostar a favor de los explotadores y en contra de los explotados.

Los datos confirman a diario cada uno de nuestros análisis y legitiman a todos aquellos colectivos políticos y sociales que reivindican un modelo económico racional y sostenible frente a la actual Dictadura de los Mercados. El último de estos datos llegaba ayer mismo cuando se conoció que por primera vez en su historia, la Cruz Roja Española va a dedicar las aportaciones recaudadas durante el día de la banderita a los pobres españoles y no a los pobres extranjeros. Una prueba más del fracaso del neoliberalismo.

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados