Cuando el medio ambiente no es una opción

5. junio 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En el modelo económico actual, la obtención de beneficios por parte de quienes invierten en un negocio actúa como motor del sistema. El respeto hacia el equilibrio entre los diferentes factores de producción, o entre el ser humano y el entorno en el que actúa, pasa a un segundo plano. Sin embargo, la realidad indica que tanto la sostenibilidad social como la sostenibilidad ambiental deben incorporarse a cualquier sistema económico que pretenda perpetuarse en el tiempo.

La respuesta “¿Y esto, cuánto nos va a costar?” ante la exigencia de medidas que frenen la contaminación ambiental, el calentamiento global, el abuso de recursos naturales, o la utilización de energías no renovables, sólo puede ser dada por quienes, desde su infinita ignorancia o desde su avaricia extrema, consideran que el planeta está al servicio, no ya del ser humano, sino de quienes manejan en su propio beneficio el sistema económico imperante.

Por el contrario, cualquier persona culta y honesta sabe que el respeto hacia el medio ambiente no es una opción, sino un paso obligatorio para garantizar la pervivencia del ser humano sobre la Tierra.

Por ello, este Día Mundial del Medio Ambiente no sólo debe servir para enseñar a nuestros pequeños a reciclar, a plantar árboles o a cerrar el grifo del lavabo mientras se lavan los dientes, sino también –y fundamentalmente– para sacar los colores a todos aquellos poderes económicos y políticos que todavía se resisten a fomentar las energías renovables, a dejar de saquear la Amazonía, a eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero, o a aceptar que la energía nuclear no es una alternativa, ya que –como demuestran Harrisburg, Chernobyl o Fukushima– el ser humano todavía no ha aprendido a controlar sus devastadores efectos.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados