Cuatro diputados coherentes

6. abril 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En el Pleno del Congreso de los Diputados celebrado ayer, se debatió una proposición no de ley presentada por Esquerra Republicana de Cataluña (que tiene grupo parlamentario propio, a pesar de haber cosechado 323.000 votos menos que IU-UP, hoy en el Grupo Mixto) en la que se reclamaba una revisión del Plan del Ebro, para triplicar el caudal mínimo que debe llegar al territorio catalán.

La propuesta fue rechazada con los votos en contra de PP y Ciudadanos, mientras que a favor votaron Podemos, ERC, CDC y la mayor parte del Grupo Mixto. Por la abstención optaron PSOE y PNV.

Sin embargo, los cuatro diputados aragoneses del PSOE (Susana Sumelzo, Óscar Galeano, Gonzalo Palacín e Ignacio Urquizu) decidieron desmarcarse de su grupo y registraron un voto negativo hacia una propuesta que, objetivamente, incrementa los derechos de Cataluña, en detrimento de las comunidades situadas aguas arriba del Ebro.

Resulta ciertamente cínico plantear en sede parlamentaria un debate ecológico sobre las aguas del Delta del Ebro, cuando quien suscita la cuestión es un partido que considera a España como un país extranjero.

De hecho, mientras persistan en su legítima aspiración independentista, todas y cada una de las iniciativas que ERC o CDC puedan plantear en las Cortes Generales deberían ser rechazadas por principio, al resultar sospechosas de albergar intereses territoriales ocultos de cara a un futuro proceso de secesión. Esta propuesta no debe entenderse como un intento de criminalización de las fuerzas políticas independentistas, sino como un ejercicio de coherencia con los propios postulados que estas fuerzas políticas plantean actualmente.

Es muy posible que lo dicho en el párrafo anterior no haya sido la causa que anoche movió a los cuatro diputados aragoneses del PSOE a romper la disciplina de su partido para votar en contra de la proposición de ERC, en lugar de limitarse a responder con una abstención frente a la misma. Incluso cabe la posibilidad de que se haya tratado de un simple gesto a la galería electoral aragonesa. Pero en cualquier caso, cabe remarcar la coherencia de Sumelzo, Galeano, Palacín y Urquizu en defensa de los intereses generales de la cuenca, entre los que se incluyen los específicos de nuestra comunidad autónoma. Esperemos que se repita el ejemplo.

En el extremo contrario, es preciso señalar el apoyo de Pedro Arrojo (Podemos) a la propuesta de ERC, convirtiéndose en el único diputado aragonés que votó a favor de que Cataluña se lleve la parte del león de las aguas del Ebro.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados