De nuevo, las agencias

19. octubre 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

La economía española se vio ayer atacada de nuevo por esas tres agencias de calificación que, cual augures de la Antigua Roma, son capaces de predecir la marcha de los números de una nación, región, empresa o chiringuito playero, con sólo observar el canto de las alondras o la actitud alimenticia de los buitres.

 

Moody’s, siguiendo la tendencia de Fitch y de Standard & Poor’s, rebajó dos escalones la calificación de España, mientras esta última entidad reducía un escalón la de nuestra comunidad autónoma.

 

Sin embargo, las adivinaciones de estas corruptas instituciones económicas tienen más que ver con el efecto Pigmalión (es decir, con la profecía que se cumple a sí misma), que con un análisis correcto formulado por los miles de profesionales de la economía que estas agencias tienen contratados para proclamar majaderías.

 

Si una, dos o tres de las agencias anuncian una perspectiva negativa sobre un país, región, empresa o chiringuito playero, automáticamente, los grandes grupos inversores dejan de acudir a él, con lo cual se reducen sus capacidades de crear riqueza, de devolver deuda contraída o de practicar políticas de estímulo económico. Es entonces cuando empeora la economía de ese país, región, empresa o chiringuito playero, mientras unos cuantos trajeados hiperactivos afirman sin rubor: “¡ya lo advertíamos!”.

 

Frente a estas convulsiones financieras, tal vez los gobernantes deberían contemplar la posibilidad de optar por un nuevo modelo basado en una economía nacional que esté centrada unidades productivas dirigidas por una nueva generación de empresarios comprometidos radicalmente, no con su propio beneficio, sino con la creación de empleo y con el ejercicio de una responsabilidad social sostenible en el tiempo y generadora de riqueza en y para nuestro país.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados