Debacle medioambiental

10. noviembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Si ayer afirmábamos en este mismo espacio que el modelo económico triunfante de la Guerra Fría es genéticamente incapaz de garantizar una vida digna a todos los habitantes del planeta, hoy podríamos señalar que su esencia tampoco permite garantizar la supervivencia de los ecosistemas del planeta.

Tras el fracaso del protocolo de Kyoto y de las numerosas cumbres climáticas auspiciadas por la ONU, ayer llegaba la noticia de que 2014 ha registrado un nuevo récord en la concentración atmosférica de gases de efecto invernadero.

Así las cosas, las emisiones de dióxido de carbono y de otros gases perjudiciales continuarán mientras sigan siendo necesarias para un proceso productivo orientado exclusivamente al enriquecimiento de unos pocos, independientemente de cualquier otra circunstancia económica, social o medioambiental.

Mientras los seudoeconomistas neoliberales insisten en que las políticas económicas dirigidas por los Estados son la antesala del infierno, el infierno se materializa cada día en el deshielo de los polos, en las cada vez más habituales sequías, en los efectos perversos del cambio de corrientes oceánicas, o en las irrespirables atmósferas de las ciudades hiperindustrializadas.

Ante la ausencia de una reacción social que ponga freno a esta catástrofe social y medioambiental llamada neoliberalismo, avanza la ideología de todas aquellas personas que defienden la preeminencia del poder económico sobre el poder político. Cuando las consecuencias de sus actos sean irreversibles, estos caraduras se limitarán a echar la culpa a otros, como han hecho siempre. Es su sentido de la responsabilidad.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados