Desahucios y legislaciones

2. noviembre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El pasado miércoles, la alcaldesa de Madrid Ana Botella se destapó con unas declaraciones en las que supeditaba el sufrimiento de personas inocentes al cumplimiento de la ley. Concretamente, al hablar de la problemática de los desahucios, Botella afirmó que “la ley está para cumplirla, aun en los casos más tristes y dolorosos”. A continuación, la alcaldesa matizó diciendo que “lo que hay que hacer es cumplir la ley, y si no nos gusta, modificarla”.

Sin embargo, a la señora Botella y al resto de los miembros del Partido Popular deben de gustarles los “tristes y dolorosos” desahucios inmobiliarios ya que no tienen ninguna intención de “modificar la ley” para evitar sus inhumanos efectos.

Ni siquiera han encontrado apoyo parlamentario las iniciativas planteadas durante los últimos años por los grupos de la izquierda para establecer la dación en pago de la vivienda. La más reciente, presentada por el grupo La Izquierda Plural (IU–ICV–CHA) fue rechazada en marzo con el voto en contra del PP y la abstención del PSOE.

Los dos últimos gobiernos de España han legitimado las prácticas bancarias de otorgar préstamos hipotecarios de dudoso cobro sobre bienes inmuebles que estaban claramente sobrevalorados como consecuencia de una histeria colectiva que dio en llamarse “precio de mercado”.

Las víctimas de aquel latrocinio legal no están siendo los banqueros que lo realizaron, ni los promotores y constructores que se forraron con el ladrillo, sino los millones de compradores de buena fe que pensaban pagar sus viviendas mes a mes con una parte de los ingresos familiares que recibían a cambio de su trabajo.

Resulta curioso también que las medidas antisociales en este país (copago sanitario, abaratamiento del despido, supresión parcial de las prestaciones por dependencia, incremento de impuestos indirectos,…) se aprueban siempre por vía legislativa, mientras que algunas medidas sociales como la prohibición de los desahucios inmobiliarios o el establecimiento de la dación en pago, se remiten a “códigos de buena conducta” que, por supuesto, no son de obligado cumplimiento para las entidades financieras.

Para lo que también se utilizan los cambios legislativos es, por ejemplo, para conceder privilegios fiscales y laborales a un individuo llamado Sheldon Adelson con el fin de que éste construya en Madrid un complejo de casinos.

A la vista de estos hechos, ¿sería exagerado afirmar que el Partido Popular sólo legisla a favor de los ricos?

 

Tags: , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados