¿Dónde está el 15M?

23. enero 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Uno de los argumentos más utilizados por el movimiento 15M español ha sido el de la hostilidad mediática que dicen haber sufrido. Partiendo de la base de que cada persona puede tener la opinión que desee sobre cualquier cuestión, lo cierto es que la cobertura informativa que la prensa española prestó a las actividades realizadas por este movimiento fue, en líneas generales, correcta.

CRÓNICA DE ARAGÓN fue todavía más allá, declarando su apoyo al movimiento 15M incluso antes de que se comenzara a hablar de él, por su carácter esencialmente democrático frente a unas instituciones económicas dictatoriales, y frente a unas instituciones políticas doblegadas ante las anteriores. Cualquiera puede buscar en nuestra hemeroteca lo publicado en este medio sobre el tema, tanto en el terreno de la información, como en el de la opinión y el análisis.

Todo ello nos carga de legitimidad para reprochar ahora la actitud pasiva que el 15M y la plataforma Democracia Real YA! están ejerciendo desde que convocó su última manifestación, allá por el 15 de octubre de 2011.

Los mismos recortes presupuestarios y las mismas medidas antisociales que llevaba a cabo el desnortado gobierno de Rodríguez Zapatero, son practicados ahora de forma vocacional por el nuevo Ejecutivo de Rajoy, amén del anuncio de una nueva reforma laboral que terminaría de abolir los derechos conseguidos por los trabajadores y trabajadoras después de más de un siglo de lucha obrera. Y el 15M calla, y con su silencio, de una u otra manera, otorga.

Tras la rendición de UGT y CCOO, y considerando las limitaciones institucionales que una ley electoral manifiestamente injusta impone sobre las formaciones políticas antineoliberales, la que aparecía como la principal línea de defensa de la ciudadanía parece haberse disuelto como un azucarillo entre asamblearismos estériles y comisiones de trabajo todavía más estériles.

El futuro de las acampadas no estaba en los barrios, sino en el intento de convocar manifestaciones cada vez más multitudinarias en pos de objetivos cada vez más claros y unitarios. De hecho, los barrios suelen ser la tumba de los grandes movimientos políticos y sociales de carácter alternativo; el PCE y su estrategia post–legalización, pueden dar fe de ello.

En cualquier caso, la pasividad del 15M y de Democracia Real YA! es una opción inaceptable en este momento para una sociedad cada vez más atacada por especuladores, banqueros, grandes empresas, y gobernantes incompatibles con el concepto de democracia.

Tal como nos viene contando nuestro compañero Eduardo Salceda desde Bucarest, los indignados rumanos acaban de paralizar la privatización de la sanidad pública en su país. Este periódico ha apoyado y apoyará siempre a los indignados, sean de la nacionalidad que sean, pero si los indignados españoles no tienen la valentía suficiente como para alcanzar retos similares a los de sus colegas rumanos, quizá nunca deberían haber actuado con la inconsciencia de quienes acostumbran a dejar sus trabajos a medias.

 

Tags: , , ,

2 Comments to “¿Dónde está el 15M?”

  1. Super15M dice:

    y no olviden supervitaminarse y mineralizarse!

  2. javier lopez dice:

    toda la razon desde la autocritica 15m jerez grupobarrios