Durao Barroso, Rubalcaba y las agencias de calificación

7. julio 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

El miserable ataque que ayer perpetró Moody’s contra la República Portuguesa, degradando la calificación de su deuda al nivel de “bono basura”, sirvió para demostrar que las instituciones europeas caminan con varios meses de retraso respecto a la población a la que deberían representar.

 

Buena parte de las organizaciones sociales europeas y un puñado de medios de comunicación (entre ellos, CRÓNICA DE ARAGÓN) vienen cuestionando desde hace meses el papel que juegan las tres todopoderosas agencias de calificación internacionales en la economía del planeta.

 

A pesar de su falta de credibilidad, Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch aúnan todavía el poder suficiente como para ensalzar o arruinar a la empresa, entidad financiera o Estado que se les antoje.

 

Ayer, el propio presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, visiblemente “indignado” por el ataque contra Portugal, cuestionó abiertamente a Moody’s, dudó públicamente de su credibilidad, la acusó de alentar la especulación y se preguntó por qué la economía debe estar en manos de tres agencias de calificación de honestidad, digamos, “disipada”.

 

El posicionamiento de Durao Barroso es un paso en la dirección correcta, pero llega tarde, muy tarde. En respuesta a su última pregunta, cabría señalar que las agencias de calificación han acumulado tanto poder durante los últimos años, porque un puñado de políticos neoliberales (y por lo tanto, ignorantes) como el propio Durao Barroso, han puesto en sus manos todos los resortes de la economía política.

 

Al menos, cabe celebrar que en el marco de esta “indignación” europea contra las agencias de calificación, brotó una curiosa reacción de la mano del próximo candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de España. En un arranque de solidaridad “infinita” (es decir, sin principio ni final) con el país vecino, Alfredo Pérez Rubalcaba se limitó a afirmar que España no debería verse salpicada por esta situación, puesto que ya ha realizado las reformas [neoliberales] que tenía que hacer. Socialismo del siglo XXI.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados