El cuento del empleo temporal que no era precario

14. agosto 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Cuenta el diccionario de la Real Academia Española que “precario” es algo “de poca estabilidad o duración”. Sin embargo, según la opinión de director general del Instituto de la Juventud (Injuve), Rubén Urosa, “que un empleo sea temporal, no quiere decir que sea precario”.

Quien se manifiesta en estos términos, no sólo desconoce el significado de algunas de las palabras que pronuncia, sino que también es totalmente ajeno a la situación laboral y económica de millones de jóvenes en España.

Cuando la gran apuesta laboral del régimen de Rajoy es abaratar salarios y despidos para fomentar la competitividad de la economía española, es prácticamente imposible ocultar una realidad marcada por la progresiva inestabilidad y temporalidad de unos puestos de trabajo que ya no dan para vivir.

Cuando la globalización y los avances tecnológicos hacen que cada vez se necesite menos mano de obra para cubrir las necesidades productivas (y de ello es buena muestra la decisión de Renfe de incrementar la comisión por venta de billetes en ventanilla, fomentando su adquisición a través de Internet), es difícil ocultar que ya no va a haber trabajo para todos, y que la propaganda institucional sobre la creación de nuevos empleos, no va más allá de la descuartización de los ya existentes.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados