El Estado destruye empleo

31. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Cuando el sector privado de la economía española ya ha destruido casi todo el empleo que podía destruir, el Estado se suma a la orgía depredadora de puestos de trabajo. Quizá jaleado por el dato de que durante el tercer trimestre de 2012 el sector público ha destruido más puestos de trabajo que el privado, el Gobierno publicaba ayer en el BOE una normativa que habilita a las Administraciones a despedir personal laboral, en el caso de que sufran al menos un 5% de recorte presupuestario.

Una normativa que traslada al Estado las licencias de las que disfruta el sector privado tras la aprobación de la reforma laboral de Rajoy a la hora de despedir trabajadores con una indemnización de 20 días por año trabajado.

Sin embargo, curiosamente, al ámbito público sólo se han trasladado los ERE de extinción, y no los de suspensión temporal de contrato o los de reducción de jornada. Así, el Estado se convierte en perfecto ejemplo de máquina de fabricar parados.

Si los Moncloa Boys (expresión que –por si alguien todavía no lo ha observado– hace referencia a los Chicago Boys, inventores del neoliberalismo actual) tuvieran la suficiente capacidad neuronal, serían conscientes de que los despidos masivos en la Administración van a suponer una serie de consecuencias concatenadas: 1) pérdida de calidad en los servicios públicos, 2) incremento del número de parados, 3) mayor deterioro de la demanda interna en España, 4) reducción de los ingresos impositivos del Estado, 5) aumento estructural del déficit público.

Aunque, seguramente, los puntos que más interesan a nuestros gobernantes son los dos que siguen a esta correlación, es decir: 6) quiebra del Estado (veamos los ejemplos de Grecia y Portugal), y 7) privatización de los servicios públicos más lucrativos.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados