El humanismo de Francisco

14. mayo 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

No cabe duda de que la labor de Francisco al frente del Vaticano es muy diferente a la realizada por sus dos últimos antecesores. La preeminencia del humanismo sobre la espiritualidad está conduciendo al actual Papa por la misma senda social sobre la que caminó Jesús de Nazaret, según lo recogido en las crónicas de la época.

Por fin un Papa de Roma ha comprendido que resulta inútil (y en cierta medida, vanaglorioso) hablar a alguien de cuestiones divinas, sin haber hecho todo lo posible para que antes estén cubiertas sus necesidades básicas.

De ahí su apuesta por los oprimidos y por la justicia social; de ahí que su primera visita oficial como pontífice fuera a Lampedusa para denunciar el drama de la inmigración norte-sur; de ahí sus constantes diatribas contra el capitalismo salvaje a causa de sus efectos tóxicos para la mayoría de la población; de ahí sus esfuerzos para que la primera potencia del mundo levantara su injusto embargo contra Cuba, tal como reclamaba desde hace décadas la comunidad internacional; y de ahí, ahora, su anuncio de reconocer de inmediato al Estado de Palestina, algo que ya han hecho 130 de los 193 países existentes.

El humanismo de Francisco es capaz, incluso, de hacer que se tambaleen los presuntos pilares ideológicos de ciertos políticos, como pudo comprobarse la semana pasada con las desafortunadas declaraciones a la prensa de Raúl Castro. “Yo me leo todos los discursos del Papa. Si continúa hablando así, les aseguro que volveré a rezar y regresaré a la Iglesia. Y no lo digo en broma”, aseguró el líder cubano, sin distinguir entre la correcta trayectoria social de Francisco, y el carácter alienante de la institución que encabeza; y por supuesto, sin recordar lo que dijo el rabí en Mateo 12-17: Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados