El New York Times da la razón a los manifestantes de España

3. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

“Las políticas de austeridad presupuestaria han fallado a la hora de resolver el problema de la deuda y de facilitar la recuperación económica”. “Estas medidas incrementarán la destrucción de empleo y perjudicarán la red de programas de seguridad social cuando más necesarios son”. “Los problemas de la deuda no fueron causados por un exceso de gasto público, sino por una imprudente burbuja inmobiliaria en el sector privado, alimentada desde los bancos por créditos a bajo interés”. “La sanidad y la educación no deberían verse sometidas a grandes recortes de gasto en época de recesión”. “No es momento de recortar las pensiones ya que, cuando los parados de larga duración se quedan sin prestaciones, la pensión se convierte en el principal ingreso de miles de familias”. “Imponer nuevos recortes a los trabajadores y a su capacidad adquisitiva no traerá la recuperación, sino más miseria y contestación social”. “Sólo un cambio de política económica puede salvar el euro”.

Estas y otras afirmaciones similares han sido enarboladas durante los dos últimos años por los principales movimientos ciudadanos de nuestro país que se han opuesto a las políticas neoliberales practicadas por Rodríguez Zapatero primero, y por Mariano Rajoy después.

También han formado parte de los análisis que CRÓNICA DE ARAGÓN ha incluido de forma reiterada en este mismo espacio.

Sin embargo, los entrecomillados del primer párrafo corresponden al editorial que el diario norteamericano The New York Times incluía ayer en su edición impresa bajo el título “Spanish Protest, German Prescriptions” (“Protestas españolas, órdenes alemanas”).

Queda poco por decir. Tan sólo algunos datos de ayer mismo como que las políticas económicas de Rajoy fabricaron en septiembre 80.000 nuevos parados, o que durante el segundo trimestre de 2012 la renta disponible en los hogares españoles cayó un 3,2% como consecuencia de la disminución de los niveles salariales.

Una vez más reiteramos, advertimos y gritamos desde este espacio que las políticas económicas neoliberales están arruinando nuestro país. La duda que nos queda es acerca de si nuestros gobernantes pasados y presentes son tan sumamente estúpidos como para no darse cuenta de ello, o si por el contrario, han decidido emprender una oscura y lenta operación económica a través de la cual una burbuja inmobiliaria privada se convierte en una inmensa deuda pública, que hace necesario un rescate exterior que acaba transformándose en miseria para la mayoría, y que a su vez implica la muerte por inanición de los servicios públicos básicos, con vistas a su posterior privatización en manos de los mismos especuladores que generaron la burbuja.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados