El nuevo escenario institucional

30. noviembre 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Después de diez meses en los que los principales partidos políticos españoles han sido incapaces de interpretar de forma correcta los resultados electorales del 20-D y del 26-J, lo peor que le podría ocurrir a este país sería que ahora se iniciara una guerra de instituciones entre el Congreso de los Diputados y el Gobierno de España.

Para evitarla, corresponde al Gobierno en minoría entender que el Congreso es quien representa a la voluntad popular, y que ésta se encuentra muy lejos de respaldar las leyes más polémicas de la época en la que Rajoy disfrutaba de mayoría absoluta.

El camino correcto es el que ha comenzado a transitar el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con la anulación de las reválidas de la Lomce y la convocatoria a las demás fuerzas políticas para elaborar una nueva ley educativa que, por primera vez desde la Transición, esté avalada por los principales partidos del país.

En el otro lado, corresponde a los partidos de la oposición entender que ni ellos, ni el partido en el Gobierno tienen la posibilidad de actuar como si cada uno hubiera ganado las elecciones por mayoría absoluta.

En este sentido, desde el Congreso (que comparte con el Gobierno la iniciativa legislativa) es posible, y hasta necesario, denunciar y enmendar los aspectos más polémicos de la legislatura 2011-2015, pero sería excesivo e inoperante tratar de anular la capacidad legislativa del Gobierno.

El multipartidismo exige un esfuerzo de consenso importante a todos los actores políticos. Sólo de esa manera se puede defender el argumento de que la representación institucional más fidedigna respecto a la realidad de la calle, es también la más idónea para gobernar un Estado.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados