El obispo mamarracho

26. septiembre 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Afirmar en un mismo documento que Mariano Rajoy es mentiroso, insensato, feminista, globalista, pro homosexual, imperialista, neocapitalista, liberal y marxista, revela el estado mental del autor del mismo, que no es otro que el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla. En el extremo contrario de la escala de complejidad conceptual, tan solo es necesaria una palabra para definir a semejante monseñor: “mamarracho”, es decir, “persona o cosa defectuosa, ridícula o extravagante; hombre informal, no merecedor de respeto”.

Defectuosa es la persona que no sabe distinguir entre un ser humano, y un cigoto, embrión o feto que potencialmente puede llegar a convertirse en un ser humano. Ridícula es la persona que, basándose en este mismo concepto de potencialidad, define al aborto como un “crimen” y a la masturbación masculina como un simple pecado. Extravagante es la persona que se atreve a comparar el genocidio que los nazis cometieron contra los judíos, los marxistas, los gitanos, los homosexuales y los disidentes, con las leyes de plazos para la interrupción voluntaria del embarazo vigentes en los países desarrollados que mantienen un mayor nivel de compromiso con la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Frente a ellos, el oscurantismo fundamentalista que durante siglos han abanderado en España tipos como el obispo Reig Pla.

Hombre informal es el que se atreve a decir que “los partidos políticos mayoritarios se han constituido en verdaderas estructuras de pecado”, sin mencionar que la mayor estructura mundial para el pecado y el delito que se ha descubierto últimamente es la propia Iglesia Católica, con su vasto entramado para encubrir miles de delitos de pederastia cometidos contra menores, y algunos otros relacionados con las grandes finanzas planetarias. El obispo Reig Pla puede ampliar la información sobre este punto, si consulta con el papa emérito Benedicto XVI.

Y desde luego, no es merecedor de ningún respeto un obispo que anuncia la excomunión fulminante para todas aquellas personas implicadas en una interrupción voluntaria del embarazo; si tenemos en cuenta que esta medida excepcional nunca fue aplicada por la Iglesia a grandes genocidas católicos como Franco, Pinochet o Videla, que bien al contrario, fueron mimados y venerados por la jerarquía eclesiástica hasta el último minuto de sus vidas.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados