El olvidado Lorca

19. agosto 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El asesinato de Federico García Lorca a manos de los franquistas, ahora hace 80 años, simboliza el nivel de respeto que esta jauría de golpistas sentía por el arte y por la vida. El olvido que desde hace 80 años sufren los restos mortales de Lorca y de los otros 120.000 republicanos desaparecidos durante la guerra civil y el franquismo, simboliza el nivel de respeto que durante los últimos 40 años democráticos han exhibido los sucesivos gobiernos de España por la dignidad y la memoria de todas estas víctimas del terrorismo franquista.

Ante la pasividad de las autoridades políticas y judiciales españolas, nuevamente ha tenido que ser la jueza argentina María Servini la que ha asumido la responsabilidad de investigar unos crímenes de lesa humanidad que la derecha española sigue presentando como una simple disputa “entre hermanos”.

Servini investigará el asesinato político de Lorca, para vergüenza de una España ensimismada con su medallero, y en absoluto preocupada por la baja calidad de su democracia y de su Estado de Derecho.

Los mismos que ampararon y amparan a los asesinos del franquismo, son los que ahora se rasgan las vestiduras ante la nominación de Arnaldo Otegui como candidato de EH-Bildu a la Presidencia del gobierno vasco. Los mismos que confieren a las víctimas del terrorismo etarra la condición de sujetos políticos, son los que desprecian a las víctimas del terrorismo franquista, hasta el punto de decir que “algunos sólo se acuerdan de su padre enterrado cuando hay subvenciones” (Rafael Hernando dixit).

Así las cosas, es muy de agradecer que la jueza Servini haya asumido una responsabilidad abandonada por sus colegas españoles, bien por connivencia con el terrorismo franquista, bien por miedo a ser expulsados de la carrera judicial, como le ocurrió a Baltasar Garzón.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados