El petróleo de Rajoy

17. noviembre 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En el año 2014, sólo a un gobierno estúpido se le ocurriría apostar por los combustibles fósiles en lugar de hacerlo a favor de las energías renovables. En el año 2014, sólo a un gobierno estúpido se le ocurriría diseñar una política energética mirando al pasado en lugar de hacerlo pensando en el futuro. En el año 2014, sólo un gobierno estúpido iniciaría una carrera energética para llegar al punto del que otros salieron hace un siglo, sin tener en cuenta que la ciencia y el medio ambiente obligaban a correr hacia el otro lado.

Conectando lo anterior con las prospecciones petrolíferas que el régimen de Rajoy ha autorizado en aguas del archipiélago canario, bien podría parecer que en España tenemos un gobierno estúpido, pero no es así. Lo que tenemos en España es un gobierno déspota que trata de compensar su déficit intelectual con un superávit de fuerza bruta, a través de los cuerpos armados que tiene a sus órdenes.

Lo hemos visto durante las multitudinarias manifestaciones que durante los tres últimos años han recorrido las calles del país diciendo que las políticas del Gobierno eran erróneas, injustas y contraproducentes (algo que, por cierto, después han confirmado determinados oráculos económicos como la OCDE, el FMI o la Comisión Europea). Lo hemos visto en los desahucios inmobiliarios decretados por el poder financiero, el poder político y el poder judicial (por este orden) contra las víctimas de la crisis.

Lo hemos visto también este sábado frente a las costas de Lanzarote, cuando lanchas de la Armada Española interceptaron en alta mar a varias embarcaciones de Greenpeace que realizaban una acción pacífica contra los sondeos petrolíferos de Repsol, con el resultado de una joven ecologista herida.

Una acción militar absolutamente condenable que supone “usar los recursos del Estado para alinearse en favor de intereses privados y en contra de los intereses públicos canarios”, tal como indicó ayer el presidente de la comunidad autónoma canaria, Paulino Rivero. Una acción que viene precedida por la decisión del régimen de Rajoy de pisotear la convocatoria de un referéndum promovido por el gobierno canario a propósito de las prospecciones, a pesar de que en este caso no se estaba poniendo en cuestión la “soberanía nacional” ni la “unidad de la patria”, sino un asunto económico y medioambiental de ámbito exclusivamente autonómico.

En cuanto a la represión policial y militar lanzada por el régimen de Rajoy contra quienes se atreven a poner en cuestión sus ilegítimas medidas, queda como consuelo saber que existen muchas posibilidades de que, dentro de un año, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado deberán obeceder órdenes de signo contrario a las que están recibiendo ahora.

En cuanto a la vocación medioambiental del régimen de Rajoy, sólo queda recordar que en 1985 hubo un gobernante socialista llamado François Mitterand que ordenó a sus servicios secretos el hundimiento en aguas neozelandesas del entonces buque insignia de Greenpeace, Rainbow Warrior. Con este precedente “democrático”, ¿se limitará Rajoy a ordenar a la Armada Española que siga embistiendo a las lanchas de Greenpeace, o estará dispuesto a ir más lejos?

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados