El PSOE monárquico

9. junio 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Quizá muchos de los honestos militantes de base del PSOE no puedan creerlo, pero lo cierto es que forman parte de un partido político que no sólo apuesta por la monarquía, sino que también es partidario de impedir que la ciudadanía se pronuncie en referéndum acerca de la forma de Estado que prefiere.

Los principales dirigentes del PSOE andan estos días recorriendo artículos periodísticos y platós televisivos para intentar explicar que ellos son republicanos, pero que el “pacto constitucional” les obliga a actuar en contra de sus preferencias, tal como debieron hacer en 1978.

Sin embargo, Rubalcaba y sus compañeros de la dirección socialista, eluden mencionar dos datos fundamentales: 1) el “pacto constitucional” está roto, y 2) lo ha roto la derecha económica, convenientemente apoyada por los partidos del turno. Cada vez que en este país se aprobaba un ERE injusto, se desahuciaba a una familia sin recursos, se abarataban los salarios, se ponía en peligro la salud de un paciente a base de recortes en la sanidad pública, se dejaba a un niño pobre sin beca de comedor, se congelaban las pensiones, se privaba de fuerza vinculante a los convenios colectivos, o se anteponía el pago de la deuda al ejercicio de los derechos sociales de la ciudadanía, se estaba rompiendo el “pacto constitucional”.

Tal como señalábamos hace nueve meses en este mismo espacio (“García–Margallo y el engaño de la Transición”, 13 de septiembre de 2013), la derecha española que se sentó a elaborar la Constitución engañó a la contraparte con la inclusión de unos derechos económicos y sociales que jamás tuvo intención de cumplir. Por eso, no pudo ser más claro el actual ministro español de Exteriores cuando, refiriéndose a la “soberanía nacional” y a la “unidad de la patria”, dijo ante los micrófonos de la Cadena SER que “la Constitución Española tiene dos artículos, y sólo dos, el resto es literatura”. Por cierto, García–Margallo ni ha dimitido ni ha sido cesado tras cometer este ultraje verbal contra la Carta Magna.

Afortunadamente, gracias a los grupos parlamentarios de La Izquierda Plural y Mixto, la votación del próximo miércoles en el Congreso sobre la Ley Orgánica de Abdicación de Juan Carlos I será nominal, por lo que los militantes de base del PSOE podrán comprobar qué diputados del grupo socialista responden al mayoritario sentir republicano de la militancia, y cuáles son los que optan por actuar como monaguillos en la gran ceremonia de proclamación del nuevo rey.

En principio, poco se puede esperar de una cúpula pilotada por el secretario general que mayores descalabros electorales ha cosechado tras el “pacto constitucional”.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados