El Rey, su supuesta descendencia y la macroeconomía

26. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En principio, el equipo de redacción de este diario había pensado hablar en este artículo editorial del tremendo acto de deslealtad con el Rey de España que han cometido dos juezas madrileñas, al contradecir flagrantemente su último Mensaje de Navidad (uno de los pocos que el monarca escribe de su puño y letra a lo largo del año), concretamente, en aquel apartado en el que Juan Carlos I afirmaba que “afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos”.

Pues bien, las juezas titulares de los Juzgados de Primera Instancia números 19 y 90 de Madrid, María Isabel Ferrer–Sama y Milagros Aparicio, respectivamente, han decidido –en el ejercicio legítimo de sus funciones– enmendar la plana al Rey de España, al no admitir a trámite sendas demandas de filiación presentadas por dos ciudadanos (uno español y otra belga) que afirman ser hijos extramatrimoniales del monarca, y que poseen una prueba científica que avala un 91% de posibilidades de que sean hermanos entre sí.

Aparte del lógico disgusto real por el hecho de que dos simples magistradas se atrevan a contradecir las palabras navideñas de Su Majestad, lo inquietante del caso es el argumento que ambas utilizan, de acuerdo con una arriesgada interpretación de nuestra Carta Magna. Según Ferrer–Sama y Aparicio, la inviolabilidad que protege al Jefe del Estado español en la dimensión pública del cargo que ostenta (art. 56.3 de la Constitución), debe extenderse también a los actos de su vida privada, tanto en el ámbito civil como en el penal.

Llevando al extremo este argumento, si hipotéticamente algún día se le ocurriera al Rey de España atracar una farmacia u organizar una trama de blanqueo de capitales, también estaría exento de responsabilidad penal ¿De verdad consideran estas dos juezas que tanto los siete ponentes de la Constitución como los millones de españoles que la refrendaron estarían de acuerdo con esta interpretación del artículo 56.3?

No obstante, y a la vista de la actualidad política y económica, hemos decidido dedicar el artículo a las palabras que ayer pronunció Su Majestad el Rey de España en Bombay (tierra de elefantes), en el sentido de que “las serias medidas de política económica” que ha puesto en marcha el Gobierno de España “ya han comenzado a dar sus frutos”.

Juan Carlos I tiene toda la razón, igual que la tenía cuando afirmó que la ley es igual para todos. La política económica de los Moncloa Boys está empezando a dar sus frutos. Concretamente ayer se conocía el dato estadístico de que, según el Ministerio de Empleo, 299.021 españoles se vieron afectados por un ERE durante los ocho primeros meses del año, frente a los 195.032 del mismo periodo de 2011 (incremento del 53,3%).

Hoy mismo, se conocen los “dramáticos” resultados de la Encuesta de Población Activa (tal como ayer los definió la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, antes de que se hicieran públicos), según la cual, el número de parados en España se ha incrementado en 800.000 personas durante los últimos doce meses, hasta alcanzar un récord histórico de 5.778.100.

Datos, todos ellos, que coinciden con otras cifras y estadísticas como que, según Eurostat, España se ha convertido en el país de la Unión Europea con mayores desigualdades sociales entre ricos y pobres; o que en el último año han huido 300.000 millones de euros de España (un país con la demanda interna bajo mínimos como consecuencia de los recortes presupuestarios y de unos mecanismos de redistribución de la riqueza cada vez más ineficientes); o que la deuda soberana española sigue cayendo y ya se encuentra al borde de la calificación de “bono basura”; o que según los últimos cálculos del FMI, España y Grecia son los dos países que peor evolución presentarán en 2013.

Efectivamente, Majestad, “las serias medidas de política económica” del régimen de Rajoy están comenzando a “dar sus frutos”.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados