Es norteamericana y se llama “politainment”

14. diciembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Aquella parte de la audiencia que se haya preguntado por qué algunos políticos se prodigan más que nunca en espacios televisivos de varietés, deben saber que esta moda es norteamericana y se llama “politainment”, una perversa contracción de los términos “politics and entertainment” (política y entretenimiento).

Se trata de una táctica de infiltración propagandística que sorprende al espectador o espectadora con la guardia baja, puesto que no está presenciando un espacio informativo ni un debate político, sino un programa de entretenimiento en el que se puede ver a Mariano Rajoy jugando al futbolín, a Pedro Sánchez escalando una colina, a Pablo Iglesias tocándole la guitarra a María Teresa Campos, o a Albert Rivera haciendo de copiloto en la Baja Aragón.

De esta alianza entre las grandes cadenas televisivas y los asesores publicitarios de algunos políticos, se deduce una enseñanza: los candidatos del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos se acercan al electorado para mostrarse a sí mismos, y no para enseñar las medidas políticas que piensan llevar a cabo desde el Gobierno del Estado.

Quizá esto tenga que ver con la devaluación de los programas electorales en el marco de una democracia adulterada por los poderes económicos, y por su férrea determinación de dictar a los gobernantes las medidas que deben aprobar en cada momento, ya sea en España, ya en Grecia.

Los antiguos bufones se encargaban de entretener al rey soberano, mientras que los actuales políticos-bufones parecen haber asumido la misión de entretener al pueblo “soberano”. En cualquier caso, en la lista anteriormente expuesta no aparecen los nombres de dos candidatos de partidos estatales: Alberto Garzón y Andrés Herzog. Puede que uno y otro dejen de cosechar algunos de los votos que merecen por respetar tanto la Política como para no mostrarse jugando al futbolín, escalando colinas, tocando la guitarra o corriendo rallys.

Si eso fuera así, si los votos se conquistasen a través de bufonadas norteamericanoides, si dejásemos que la labia, el gesto y la pose prevalecieran sobre la sensatez, la honestidad y la coherencia, España tendría a partir del 20D a los políticos que se merece tener.

 

Tags: , , , , , , , ,

Comentarios cerrados