¿Es populista Donald Trump?

11. agosto 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hace algunos años, y en plena crisis de identidad del PSOE tras la caída del felipismo, Pasqual Maragall propuso una reconversión de la política española, de modo que el Partido Socialista tuviera como referente al Partido Demócrata norteamericano, y el Partido Popular, al Republicano.

Esta visión rabiosamente bipartidista y americanizante, ha calado entre buena parte de la clase política española. Así, con la lógica excepción de Rajoy y su equidistancia calculada entre los dos términos de cualquier dilema, figuras importantes del PP como José María Aznar o Esperanza Aguirre han alardeado de su identificación absoluta con el Partido Republicano de los EEUU, del mismo modo que el PSOE ha hecho lo propio con el Demócrata.

Pues bien, se da ahora la circunstancia de que los militantes del Partido Republicano estadounidense han elegido, por arrolladora mayoría, a un candidato a la Presidencia que propone, entre otras cosas, levantar un muro fronterizo entre EEUU y México, cuyo coste haría pagar al gobierno mexicano; establecer medidas discriminatorias contra las minorías hispana y musulmana; fortalecer la preeminencia militar de EEUU en el planeta al margen de sus aliados; y bajar los impuestos de manera generalizada, independientemente de la marcha de la economía.

A Donald Trump lo adornan también sus reiterados comentarios machistas, sus ocurrencias vejatorias contra los padres de un soldado norteamericano y musulmán que murió cumpliendo las órdenes recibidas, o su más reciente petición para que los partidarios del uso libre de armas en EEUU “hagan algo” contra su rival demócrata Hillary Clinton.

No importa que el multimillonario neoyorquino haya matizado sus palabras en el sentido de que se estaba refiriendo a que los norteamericanos armados hicieran algo con sus votos contra Clinton; lo verdaderamente importante es que Trump no comprendiera la gravedad de dirigirse en esos términos a una panda de pirados, algunos de cuyos componentes protagonizan de vez en cuando matanzas indiscriminadas de gente inocente.

En cualquier caso, y después de que los miembros del PP hayan tachado de “populistas” a algunos partidos emergentes españoles que –básicamente– proponían el cumplimiento del contenido social de nuestra Constitución, ha llegado el momento de que los populares españoles digan si el candidato de su partido hermano en EEUU es o no populista. Vale que lo hagan a través de un plasma.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados