Ese torito bravo (y sus compañeros de ganadería)

10. diciembre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

“Soy como un toro bravo, me crezco con el castigo”, afirmó el ministro Wert el Día de la Constitución en conversación informal con algunos periodistas. Es difícil encontrar un calificativo apropiado para el responsable de la Educación de un país que se vanagloria por haber reunido en contra de su gestión a casi toda la comunidad educativa.

Padres, alumnos y profesores han movilizado una Marea Verde frente a los recortes presupuestarios y contra el proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) planteada por el torito bravo de Alcalá 34. Hoy mismo, los rectores de las universidades españolas publican un manifiesto conjunto de repulsa a las restricciones de fondos públicos impulsadas por Wert en materia de investigación.

Pero hay más toritos bravos en la ganadería de Mariano Rajoy, animales que solo tienen capacidad neuronal para acometer el capote que los grandes poderes financieros internacionales les ponen delante, sin calibrar las consecuencias sociales y económicas de sus actos.

Así, Ana Mato (incapaz, a veces, de expresar con coherencia las informaciones que desea transmitir a la prensa) ha reunido contra su gestión a las todas las instituciones médicas y de enfermería, así como a la inmensa mayoría de los usuarios de la sanidad pública.

Y qué decir del ministro de Justicia, Alberto Ruiz–Gallardón, y de sus cornadas al derecho constitucional de todo ciudadano a acudir a los tribunales, independientemente del volumen de su cartera. Jueces, fiscales, abogados y funcionarios de Justicia rechazan de plano los recortes y las tasas impuestas por el ex alcalde de Madrid.

Todos estos toritos bravos se crecen con el castigo recibido por la sociedad que les abuchea. Un mal talante democrático demostrado por quienes forman parte de un gobierno que ha perdido su legitimidad y que, además, no es consciente de que, después del castigo, todos los toritos bravos reciben –más tarde o más temprano– una estocada mortal. Mala metáfora, la escogida por el ministro Wert.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados