España, hacia el Estado policial

26. septiembre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Cada día podemos comprobar que las anticonstitucionales políticas económicas del régimen de Rajoy avanzan sin el menor obstáculo institucional. Mientras tanto, la mayoría social que se opone a ellas (podemos constatar su carácter mayoritario en un referéndum) ve cómo los gobernantes del país hacen oídos sordos a sus justas demandas.

El dilema al que se enfrentan, pues, los movimientos ciudadanos que –como el 15–M o el 25–S– pretenden derribar desde la calle la Dictadura de los Mercados en la que vivimos, es que necesitan adoptar una estrategia pacífica para granjearse el apoyo el pueblo, aun sabiendo que la destrucción del Estado del Bienestar no va a detenerse aunque le contrapongan tres millones de manifestaciones pacíficas al año.

Ver a manifestantes pacíficos levantando los brazos y gritando “¡Estas son nuestras armas!” mientras una jauría de uniformados les muelen a porrazos, resulta tan injusto como irónico, sobre todo, porque esos individuos de corto entendimiento y porra fácil jamás comprenderán que carecen de cualquier derecho a cargar contra los ciudadanos y ciudadanas inermes y ejemplares que se atreven a reclamar en la calle la dignidad y la justicia social que otros les arrebatan en los Parlamentos.

Pero como la estupidez es piramidal, su cima se encuentra en quienes ordenan desplegar un dispositivo antiterrorista de primera magnitud para hacer frente a unas decenas de miles de manifestantes pacíficos, y después sólo cuentan a uno de cada diez de ellos para dar las cifras oficiales de seguimiento. Según la mentira que contó la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ayer sólo hubo 6.000 manifestantes en las calles de la capital de España. Si cruzamos este dato con el de los 1.350 agentes antidisturbios desplegados y con los 350 diputados que componen el Congreso, tenemos que había un agente por cada 4,4 manifestantes y 3,8 policías antidisturbios por cada diputado. Un gasto difícil de justificar en el marco de los recortes presupuestarios que vivimos.

La base de la pirámide está repleta de esos uniformados de porra fácil que piensan que están defendiendo a la democracia, cuando lo único que hacen es proteger a un pequeño grupo de personas que accedieron al poder engañando a los votantes, para luego desmontar desde dentro el contenido social de la Constitución, según el guión dictado por oscuros poderes económicos internacionales.

Las personas que ayer se manifestaron en Madrid y en otras ciudades españolas constituyen una minoría suficientemente representativa del descontento social existente en nuestro país, y ese fue precisamente su éxito. Así lo acredita el seguimiento que la mayoría de medios de comunicación extranjeros dispensaron a la movilización.

A quienes hablen de “mayorías silenciosas” y de otras quimeras demagógicas habrá que recordarles que sólo 2 de cada 7 españoles con derecho a voto eligieron las papeletas del Partido Popular el pasado 20 de noviembre, y que los candidatos de esta formación política jamás anunciaron que obligarían a los trabajadores, a los pensionistas, a los dependientes, a los estudiantes, a los pacientes, e incluso a los policías antidisturbios, a abonar la factura de una crisis producida por los especuladores más adinerados del país.

En cualquier caso, cada vez está más claro que la promulgación de las injustas, erróneas y anticonstitucionales medidas económicas impulsadas por el gobierno ilegítimo de Rajoy, depende en último término del nivel de violencia que estén dispuestos a desplegar en las calles los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es lo que suele denominarse “Estado policial”.

 

Tags: , , , , , , ,

One Comment to “España, hacia el Estado policial”

  1. Arturo dice:

    El nazismo globalista que se esconde tras estos neoliberales asomó la cabeza nuevamente ayer, en pleno corazón de Madrid, ante infinidad de personas que pacíficamente se manifestaban para reclamar no solo por sus derechos, también por su PAN.

    El señor Rajoy, (por no decir otra cosa), se permite irse a la tierra de sus amos, para informarles a los mismos de cómo está la situación en España y cuales son los próximos sacrificios a los que nos llevará. Nos ha vendido a unos pocos vejestorios banqueros que manejan el mundo y lo llevan a la más absoluta miseria y sufrimiento. Sí, nos ha vendido y además ha traicionado la constitución española, puesto que lo que está haciendo es 100% anticonstitucional, y no necesito que me lo diga el tribunal que por cierto controlan ellos mismos con otros encorbatados adinerados, quienes tampoco parecen servir a su país ni mucho menos cuidar de que se cumpla la carta magna.

    Estamos en manos de alimañas represoras, nos someten a la miseria, dividen a la nación española y provocan el odio territorial, puesto que la gente necesita culpar a alguien, y por si fuese poco hay ratas que aprovechan esta situación para desde sus puestos de poder en ciertas comunidades autónomas, dividir, enfrentar y sacar rédito de esta miseria que sufrimos cada vez más ciudadanos, más seres humanos que no somos propiedad de NADIE, ni mucho menos de las multinacionales ni de los banqueros corruptos que ya deberían de haber pasado al otro barrio desde hace mucho tiempo.

    Saludos PP, saludos CIU, saludos a todos los NEOLIBERALES BANQUEROS Y DERIVADOS que se darán por aludidos al leer mi comentario, sepan que más pronto que tarde tendrán que cargar con esto en sus conciencias, porque la humanidad no olvidaremos lo que nos están haciendo.