Europeísmo a la carta

18. febrero 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Si eres un país pobre de la Unión Europea, cuyos políticos tienen la costumbre de esconder la mierda macroeconómica bajo las alfombras, debes acatar todas las órdenes de Bruselas, bajo pena de corralito. En cambio, si eres el segundo país más rico de la UE y tu economía es la quinta del planeta, puedes obligar a que tus 27 socios comunitarios cambien las políticas comunes para que puedan seguir disfrutando de tu compañía.

Esa es la Unión Europea existente a día de hoy. El ministro de Exteriores en funciones la dibujó perfectamente ayer durante su comparecencia en el Congreso para fijar la posición de nuestro país ante el chantaje que la derecha británica ha planteado a los órganos comunitarios.

La misma UE que pisoteó la democracia en Grecia, abortando las propuestas de cambio abanderadas por Alexis Tsipras y avaladas por las urnas, está dispuesta ahora a hacer todo lo que pida David Cameron para que el Reino Unido se mantenga como socio de la Unión. Reducir la entrada de inmigrantes y refugiados, rebajar los derechos laborales para ahondar en la “competitividad”, o blindar la soberanía británica frente a las cesiones que los demás países ya han hecho a Bruselas, son algunas de las condiciones de la derecha británica para que su país se quede en la UE.

Como suele ocurrir con los nacionalistas, si hoy se les concede esto a los británicos, mañana pedirán otra cosa, ya que según afirmó el propio García-Margallo citando a Lenin (y no siendo detenido -sorprendentemente- por ello), “la realidad es tozuda”, al menos, tanto como el desdén histórico que el Reino Unido ha demostrado hacia el proceso de construcción europea.

La UE se acabará plegando a las exigencias británicas porque cualquier organismo infectado por el virus neoliberal tiende a privilegiar a los ricos en detrimento de los pobres. Evidentemente, esto no es justo ni digno, pero es que el neoliberalismo no se inventó para impartir justicia ni dignidad. La UE de Maastricht tampoco.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados