Francia, entre lo malo y lo peor

25. abril 2017 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas ha situado a lo malo y a lo peor en lo más alto del podio. Entre ambos extremos se dirimirá la Presidencia del país el próximo 7 de mayo.

La nación que cambió el mundo en 1789 rebelándose contra el absolutismo de los Borbones, el país que amplió el significado de la palabra “democracia” con la Comuna de París de 1871, debe conformarse ahora con elegir entre un ultraliberal depredador de los derechos sociales, y una ultraderechista aniquiladora de los Derechos Humanos.

Y todavía hay cínicos que le exigen al izquierdista Jean-Luc Mélenchon que muestre sus preferencias entre ambos candidatos para la segunda vuelta.

Poco a poco, el neoliberalismo económico va logrando su objetivo de arrinconar a la Política en un lugar residual y meramente protocolario, desde donde no pueda molestar a los halcones de las finanzas. Fin de la cita, y posiblemente, fin también del Estado del Bienestar en Francia.

De hecho, el dios Mercado ha reaccionado bien a la victoria de Emmanuel Macron en la primera vuelta de las presidenciales francesas. Todo el mundo da por hecha su victoria en la segunda. No se ha cumplido el peor escenario para los neoliberales, con Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon como candidatos para el 7 de mayo. Y de haberse cumplido, el candidato izquierdista hubiera recibido los votos de los “demócratas” y también un chantaje macroeconómico similar al que sufrió Alexis Tsipras en Grecia. No hay margen para el cambio: los ricos seguirán ampliando sus fortunas mientras el resto se empobrece. Fin de la cita, y posiblemente, fin también de la democracia.

La capacidad gatopardiana del sistema comienza a ser ilimitada. Ya no importa el descalabro electoral de socialistas y conservadores, las dos familias políticas que han manejado el poder político en Francia durante las últimas décadas. El dios Mercado ha encontrado recambio en la persona de un joven halcón de las finanzas, exmilitante del Partido Socialista, y experto en macroespeculación mercantil.

Mientras el electorado francés hace del miedo su bandera, la justicia social deberá esperar mejor ocasión para reivindicar su espacio en la mortecina V República.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados