Indemnizaciones millonarias

4. octubre 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Uno de los problemas más graves de la cultura económica actual es, posiblemente, que tiende a premiarse la incompetencia con tanta intensidad como alto es el cargo ejercido por el incompetente. Las millonarias indemnizaciones a los directivos de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) o de Novacaixagalicia no son más que el reflejo de otros episodios similares protagonizados por directivos de entidades financieras norteamericanas o europeas.

 

De esta manera se recompensa, normalmente con dinero público, la labor de unas personas cuyo único mérito profesional es haber arruinado las cajas o bancos que dirigían.

 

Estos individuos merecen, no la indemnización recibida, sino el desprecio general de la población que paga los efectos catastróficos de sus desmanes. En el caso español, este desprecio debería hacerse extensivo a la máxima autoridad bancaria del país, el Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por su manifiesta incompetencia a la hora de detectar, denunciar y detener a tiempo la burbuja inmobiliario–financiera que ha acabado arruinando la economía del país.

 

En lugar de haber hecho esto (algo que estaba en el marco de sus competencias), el tal Fernández Ordóñez se ha dedicado en cuerpo y alma durante los últimos años a propagar la ideología neoliberal proponiendo una serie de medidas antisociales (reforma laboral, reforma de las pensiones, austeridad presupuestaria,…) que lo único que han hecho, objetivamente, es incrementar el paro y lastrar la recuperación de nuestra economía.

 

Seguramente, cuando el nuevo gobierno que se forme tras las elecciones generales del 20–N decida prescindir de los servicios de Fernández Ordóñez, éste recibirá también una suculenta indemnización acorde con su nivel de extrema incompetencia.

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados