La carta De Guindos

26. junio 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Resulta lamentable que la negligencia extrema de quienes han gobernado este país durante los últimos 14 años, haya tenido que concluir con una petición de rescate a la Unión Europea. Y resulta igualmente lamentable que la carta oficial en la que se formula la petición esté redactada de tal manera que tendría casi imposible superar un examen de Lengua Castellana de la ESO.

Parece que el ministro de Guindos (aquel fue director de Lehman Brothers en España cuando la empresa quebró en septiembre de 2008) es tan bueno guiando la Economía de un país como redactando cartas para solicitar su rescate. Sin duda, los años que vivió como brazo derecho del entonces ministro de Economía Rodrigo Rato le sirvieron para adiestrarse en ambas disciplinas.

En el primer párrafo, la palabra “financiera” se repite tres veces en menos de dos líneas, un ripio que cuyos efectos sólo se ven aminorados si tenemos en cuenta que en el segundo párrafo, la misma palabra (con sus variantes de género y número) se repite otras tres veces, aunque en esta ocasión, a lo largo de tan solo línea y media de texto.

Nombres de meses con mayúscula, comas mal colocadas, tildes inexistentes y pésimas construcciones sintácticas adornan la misiva que De Guindos dirigió ayer al presidente del Eurogrupo, Jean–Claude Juncker.

Sin embargo, estos horrores lingüísticos no son lo peor de la epístola de San Luis del Calvario a los bruselenses. Lo peor es que –como cabía esperar– ha dejado en evidencia las maniobras propagandísticas pergeñadas desde Moncloa en el sentido de que esto sólo es una “línea de crédito” europea a la banca española que, según Mariano Rajoy “no tiene condicionalidad macroeconómica para nuestro país” ya que “hay condicionalidad para quien recibe el crédito, que son las entidades financieras”.

Bien, pues según la carta de De Guindos, “el Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que actuará en representación del Gobierno de España, será la institución receptora de los fondos que canalizará a las entidades financieras”.

Así pues, el receptor del dinero del rescate, y por lo tanto, el responsable de su devolución en los plazos y condiciones que fije el Eurogrupo, será el Gobierno de España con el dinero público de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de este país.

Por lo demás, la carta no concreta ni el cuánto, ni el cómo del rescate, dos cuestiones esenciales que siguen pendientes desde hace más de dos semanas. Podría decirse que el ministro De Guindos “no ha hecho los deberes”, ni éstos ni los de Lengua Castellana que le ponían durante su época de estudiante.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados