La cena del crecimiento

24. mayo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Dicen que el tiempo es el mejor juez, y este juez ya ha dictado sentencia: ni la austeridad presupuestaria ni el mito neoliberal del “déficit cero” consiguen impulsar la economía capitalista en tiempos de crisis, ni por supuesto, crear empleo. Por el contrario, lo único que logran es que aumente el desempleo, que vuelva el fantasma de la recesión, que se empobrezca la mayoría mientras una cada vez más exigua minoría se enriquece, y que proliferen las ideas de la ultraderecha, tanto en el terreno electoral como en el cultural.

Ante estas evidencias, la llamada “cena del crecimiento” que anoche celebraron en Bruselas los jefes de Estado o de Gobierno de la Unión Europea, supuso un tímido paso en la rectificación de las equivocadas políticas económicas impulsadas por Angela Merkel desde Berlín.

La Unión Europea, y sobre todo la Unión Económica y Monetaria, no necesitan en estos momentos que Alemania siga enriqueciéndose mientras juega a la contra de la deuda del resto de países de la zona euro, sino que la propia Unión vuelva a erigirse en el referente mundial de una economía social y medioambientalmente sostenible, cuya prosperidad colectiva se base en los principios del Estado del Bienestar y del anejo concepto de redistribución de la riqueza.

Para ello, hay que empezar por trasladar las buenas intenciones al papel; un papel que debe incluir no sólo los eurobonos, sino también las tasas sobre transacciones financieras, la racionalidad en el gasto público, la progresividad fiscal, la capacidad de la UE para realizar políticas monetarias, o la financiación de la deuda pública a través del BCE y no de especuladores internacionales.

Los principales organismos internacionales (desde Naciones Unidas al Fondo Monetario Internacional, pasando por la OIT, la OCDE, el G–8 o el G–20) están virando hacia esta nueva realidad, una vez constatado el fracaso de las políticas de estrangulamiento del Estado impuestas por los neoliberales en Europa, y conscientes de que una profundización de la crisis de la demanda interna en Europa Occidental provocará el colapso de toda la economía mundial, haciendo que la crisis de 2008 parezca un simple estornudo.

Pero este ineludible cambio está encontrando la férrea oposición de una mujer que no parece ser consciente de sus escasos conocimientos en materia económica. Angela Merkel, la profeta neoliberal que hace apenas unos meses fue capaz incluso de influir en unos cuantos incompetentes políticos del PSOE y del PP para que llevasen a cabo una reforma constitucional de espaldas al pueblo soberano, se encuentra cada vez más sola en la defensa de sus equivocadas propuestas.

Si Merkel no rectifica en su actitud, todo parece indicar que la historia será la encargada de pasarle por encima, como ya hizo anteriormente con otros líderes alemanes que intentaron imponer sus tesis al resto de Europa y del mundo.

 

Tags: , , , , , ,

One Comment to “La cena del crecimiento”

  1. Armando dice:

    COMENTARIO COHERENTE.