La ciudad iluminada

22. noviembre 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hace dieciocho días publicábamos en este mismo espacio un artículo dedicado a la vergonzosa falta de entendimiento entre la empresa pública Expo Zaragoza Empresarial y el Ayuntamiento de Zaragoza, a la hora de gestionar la iluminación nocturna de la plaza Lucas Miret, en el recinto Expo. La presión social, a través de un comunicado difundido por la Asociación Legado Expo, apuntaba también en el mismo sentido, denunciando que los más de 800 estudiantes de 42 países que habían llegado a la capital aragonesa con motivo del Autumn Agora 2013, se vieran privados de alumbrado público en una de las plazas más bellas de Europa desde el punto de vista arquitectónico. Dieciocho días después, y como consecuencia de la presión social y mediática ejercida contra este despropósito, la situación ha cambiado radicalmente. Tras una negociación entre Expo Zaragoza Empresarial y Ayuntamiento de Zaragoza, en virtud del cual, el consistorio se hacía cargo del alumbrado público en el recinto Expo, los más de 2.000 participantes en el V Congreso Iberoamericano de la Cultura pueden admirar esta parte de la ciudad cuando salen del Palacio de Congresos de la Expo tras la puesta de sol.

Las luces de la ciudad han llegado también a la otra sede del Congreso, ubicada en el Centro de Arte y Tecnología – Etopia, cuya fachada luminosa ha revalorizado el entorno de la Estación de Delicias, a pesar de que algunos expertos en arte interpreten como fallos técnicos de la pantalla las vanguardistas intervenciones artísticas audiovisuales que allí se exponen.

La labor de proyección internacional de Zaragoza que comenzó con la Exposición Internacional de 2008, debe continuar ahora ofreciendo a nuestros visitantes la imagen de una ciudad moderna, luminosa, dinámica, desacomplejada, hermosa, diversa, completa, y sobre todo, enamorada de su futuro. De lo contrario, todos los esfuerzos sociales, institucionales y presupuestarios habrán sido en vano.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados