La crisis pudo haberse evitado

27. enero 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

La crisis económica de 2008 fue fruto de la avaricia empresarial, de la voracidad de un sistema financiero incontrolado, y de la incapacidad del poder político para moderar los dos factores anteriores. No lo dice ningún sindicato reivindicativo, ni tampoco ningún grupo de la izquierda revolucionaria, sino el Congreso de los Estados Unidos, a través del Informe de su Comisión de Investigación sobre la Crisis.

 

En un documento oficial e independiente de más de 500 páginas, esta institución norteamericana da la razón a quienes durante los últimos dos años hemos insistido en que los platos rotos de la crisis debían ser abonados por los responsables de su rotura, y no por pensionistas, trabajadores, parados, dependientes, autónomos y pequeños empresarios.

 

Seguramente, este Informe no tendrá ningún efecto práctico más allá de haber dejado patente una admirable y envidiable independencia de las instituciones norteamericanas respecto al entorno que las rodea. Sin embargo, este documento oficial es la demostración evidente de que el camino de salida de la crisis no pasa por aplicar en los ámbitos económico, comercial, laboral y social las mismas recetas neoliberales que provocaron el colapso del sistema financiero mundial en 2008.

 

En este último terreno, el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, (anteriormente venerado al unísono por el mundo financiero como una especie de profeta del dios Mercado), aparece señalado por el Informe como el principal responsable de no haber evitado la crisis mundial cuando estuvo en sus manos hacerlo.

 

Sin duda, una lección de humildad para todos aquellos que ofrecen sus consejos macroeconómicos rodeados en el mismo halo de infalibilidad pontificia que rodeaba a las palabras pronunciadas por Greenspan, antes de demostrarse que sólo era un completo majadero.

 

Algún colega de Greenspan, como el Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, debería repasar toda la sabiduría popular relacionada con el tema de las barbas de los vecinos. Al igual que otro enorme patán, el Gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, que ayer proclamaba que la recuperación económica del Reino Unido en el futuro sólo era posible a través de una drástica reducción del poder adquisitivo de la ciudadanía británica en el presente. Palabra de profeta.

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados