La detención de Vaxevanis

29. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Un periodista divulga una lista de presuntos defraudadores fiscales y resulta detenido por la policía. Este triste episodio no ocurrió en el seno de un Estado totalitario de la Europa del siglo XX, ni en ninguno de los actuales narcoestados de América Latina o de Asia.

La detención de Kostas Vaxevanis tuvo lugar ayer en la Grecia democrática que (todavía) forma parte de la Unión Europea.

La publicación de la llamada “lista Lagarde”, una relación de más de 2.000 presuntos defraudadores fiscales griegos con cuentas en Suiza que hace dos años entregó la entonces ministra de Economía francesa Christine Lagarde a su homólogo griego Giorgos Papakonstantinou y que durmió desde ese momento el sueño de los justos en algún cajón institucional griego, ha levantado ampollas en el país heleno.

Ante una realidad incómoda, una vez más se ha optado por matar al mensajero, olvidando por completo que el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que “todo individuo tiene derecho a investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Un periodista puede ser procesado si se demuestra que las informaciones que ha publicado son falsas. En caso contrario, y ante la posible comisión de un delito de evasión fiscal, la revelación de datos bancarios nunca puede tener la consideración de atentado contra la intimidad de los presuntos delincuentes, sobre todo, cuando las autoridades encargadas de perseguir estas conductas ilegales deciden mirar para otro lado.

Sin embargo, en la Europa hacia la que nos encaminamos se detiene a periodistas, se apalea impunemente a los manifestantes pacíficos, y se hace pagar a los trabajadores las deudas generadas por los banqueros.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados