La hora de rectificar

20. julio 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La convalidación parlamentaria del “Recortazo” de Mariano Rajoy coincidió en el día de ayer con una de las movilizaciones sociales más multitudinarias de la historia de la democracia española.

Las gentes de este país tomaron las calles para rechazar de plano la estrategia económica neoliberal que Moncloa ha puesto en marcha con vistas a solucionar una crisis neoliberal. Un ser llegado de otro planeta no lo entendería. La mayoría de las gentes de éste, tampoco lo comprenden.

La misma ideología que provocó la crisis del 2008 está provocando la recesión mundial de 2012, sin que sean tenidas en cuenta las movilizaciones sociales y los informes técnicos que intentan evitar un nuevo colapso global.

Sin embargo, en democracia, el gobernante está obligado a legislar dentro del marco constitucional establecido y en todo momento de acuerdo con el sentir mayoritario de la sociedad de la que emanan sus poderes institucionales. El consentimiento del gobernado es la pieza clave en toda democracia.

Por lo tanto, ante el colosal rechazo que ayer protagonizó el pueblo español respecto al “recortazo” de Rajoy, el presidente sólo tiene dos opciones. La primera es persistir en su espiral autoritaria, antisocial y antieconómica hasta que España muera desangrada. La segunda consiste en rectificar unas medidas que están condenadas al fracaso (como antes lo estuvieron la reforma laboral o la amnistía fiscal) para retomar la senda del crecimiento sostenible de la mano de políticas económicas anticíclicas que estén orientadas hacia el interés general y no hacia el elitismo.

La opción que no le cabe al régimen de Rajoy es la de seguir escudándose en su mayoría absoluta para seguir atropellando a la Constitución Española y a la mayor parte de la ciudadanía. El resultado obtenido por el Partido Popular en las elecciones generales del pasado 20 de noviembre es absolutamente ilegítimo ya que nadie en su sano juicio hubiera prestado su voto a las candidaturas populares de haber sabido que el nuevo gobierno iba a desarrollar la política económica que está desarrollando.

Hay alternativa, una alternativa con eficacia probada en otras crisis del capitalismo. Para verla sólo es necesario que nuestros gobernantes se quiten de los ojos la venda negra que ellos mismos han decidido ponerse.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados