La necesidad de confluencia

7. octubre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La rendición de los escasísimos militantes y simpatizantes de Equo (3.196 en toda España, según eldiario.es) al partido político “Podemos”, no significa de ningún modo que haya dejado de ser necesaria la confluencia electoral de todas las gentes de la izquierda antineoliberal de España. Bien al contrario, lo único que ha hecho el 54,26% de los pocos seguidores de Juan López de Uralde que han participado en la consulta interna (739, según la misma fuente) es apostar por el atleta que parte como favorito en una carrera que ellos consideran que es de velocidad, pero que en realidad es de ultrafondo.

El portazo unilateral que ayer dio la dirección del partido político “Podemos” a la posibilidad de construir una candidatura de unidad popular de cara a las próximas elecciones generales, no significa en absoluto que el viejo modelo de partidos sea preferible a la bocanada de aire fresco aportada por las plataformas ciudadanas plurales que el pasado 24 de mayo se hicieron con alcaldías como las de Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña o Santiago de Compostela.

Bien al contrario, la confluencia es imprescindible en un momento en el que los grandes poderes económicos están decididos a seguir arrebatando los derechos sociales de la clase trabajadora, con el único propósito de poder competir mejor en el marco de una globalización económica inventada por ellos mismos.

Quien todavía no entienda los rigores que reserva la ley electoral española para aquellos bloques ideológicos que concurren fragmentados a las urnas, es que no tiene ni la más remota idea de política. Y quienes, sabiendo de política, condenen a la izquierda española a concurrir dividida a las próximas elecciones generales, tendrán que explicar por qué sus egos son más grandes que la necesidad de sumar fuerzas ante el enemigo común.

Con el anuncio de convocatoria de elecciones generales para el 20 de diciembre, queda poco más de un mes para que concluya el plazo legal de presentación de candidaturas. Antes de esa fecha, los millones de ciudadanos y ciudadanas de este país que se han unido espontáneamente para formar las mareas, las acampadas, las manifestaciones, las concentraciones y los encierros contra la política suicida de eje Bruselas–Berlín–Madrid, necesitan saber si su admirable ejemplo cundirá entre quienes aspiran a representarles en las instituciones, o si por el contrario, deberán explicar a sus hijos y nietos que en 2015 España perdió una nueva oportunidad para su regeneración ética, económica y democrática.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados