La sumisión al poder económico

28. junio 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En uno de sus habituales episodios de soberbia institucional, la presidenta de la Comunidad de Madrid anunció ayer que “evidentemente, la prohibición de fumar se cambiará”, justo después de reunirse con los representantes de la empresa norteamericana Las Vegas Sands, promotora del proyecto Eurovegas.

Esperanza Aguirre escenificó, quizá sin quererlo, el esquema en el que está basada la “democracia” neoliberal: los votantes eligen a alguien como gobernante, el gobernante se desentiende de los votantes durante tres años y once meses y pasa a actuar como correveidile institucional de los intereses de grandes grupos económicos, que son los que “sugieren” la legislación que debe ser aprobada.

En concreto, el proyecto de Eurovegas no sólo ha pedido la derogación de la ley antitabaco, sino también la rebaja de algunos impuestos y el acercamiento de la normativa laboral hasta las fronteras de lo que se conoce como modo de producción esclavista.

Una legislación a medida para lograr la materialización de un proyecto que sólo servirá para generar infraempleos, macrobeneficios, ludopatías, blanqueo masivo de dinero negro y, sobre todo, la sensación de que la economía de este país no puede crecer si no es a base de pelotazos, burbujas, extorsiones y otros artificios ideados por quienes anteponen la avaricia a la sostenibilidad.

Pero lo más chistoso del caso Eurovegas, es que sus promotores pretenden que la mayor parte de los 20.000 millones de euros que cuesta el proyecto, les sea prestado por la banca española, seguramente con dinero procedente del rescate público al que estamos a punto de asistir, ya que en este momento, no son muy abundantes los fondos propios.

Impresionante. Quizá «la novelista Sara Mago» encontrase argumentos para escribir una de sus obras.

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados